méxico | 23 de Julio de 2019

En el sexenio pasado, dijo AMLO, se compraron seis aviones nuevos, además del presidencial, y seis helicópteros. En total son 73 aeronaves que están en venta. Foto tomada de www.ungm.org

Por

Por 

Néstor Jiménez y Alonso Urrutia / La Jornada
Ciudad de México, 23 de julio. Esta semana podrá definirse la venta del avión presidencial, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa de este martes.
 
El proceso de venta, en el que participa como acompañante la ONU, está en su fase final, indicó el mandatario, pero precisión que ni el avalúo, ni las seis ofertas que se han puesto sobre la mesa, se pueden dar a conocer por tratarse de un proceso de licitación.
 
“Se presentaron seis propuestas y la ONU, que nos está acompañando en este proceso de venta del avión presidencial está decidiendo sobre la mejor oferta, espero que se sepa lo más pronto posible, incluso esperaría que en esta semana se resolviera, según se ha informado.
 
Por el momento no posible, por tratarse de un proceso de licitación, dar a conocer detalles sobre los montos que se están ofreciendo, inclusive, ni siquiera dar a conocer el avalúo, señaló el presidente.
 
Subrayó que la ONU investigó a los posibles compradores para constatar la honorabilidad de las personas o empresas que han ofertado, y recalcó que, tras la compra, se obtendrá una cantidad importante que permitirá liquidar el crédito de la aeronave.
 
En el sexenio pasado, dijo, se compraron seis aviones nuevos, además del presidencial, y seis helicópteros. En total son 73 aeronaves que están en venta. “Sí van a quedar recursos, el hecho de no tener que estar pagando esos créditos y el mantenimiento es un ahorro”.
 
Además, subrayó que ya no se usarán helicópteros para “ir a jugar golf”, como en administraciones anteriores.
 
“El avión presidencial, para refrescar la memoria, lo compró Felipe Calderón, cuando Enrique Peña Nieto Peña era presidente electo, en ese periodo Calderón compra el avión y firman el contrato. Le dejó comprado, claro que el presiente Peña debió rechazar esa compra, pero decidió quedarse con el avión. Yo no iba a subirme a un avión así porque no voy a ofender al pueblo de México habiendo tanta pobreza y subir a un avión de lujo.  No lo tiene ni Donald Trump”, señaló el mandatario.