Baja California | 23 de Julio de 2019

El subdelegado del INM, Luis Humberto López negó que México esté recibiendo a centroamericanos producto de redadas en Estados Unidos. Foto captura de video

Por

Por 

Ángel Ramírez

Tijuana, 23 de julio.- Alrededor de 90 personas entre centroamericanos y mexicanos divididas en tres grupos fueron entregadas por autoridades migratorias estadunidenses a México el mediodía del lunes por la garita El Chaparral; afirman que son víctimas de las redadas que ha ordenado el presidente del país vecino, Donald Trump y que ha capturado tanto a ilegales, mexicanos con orden de deportación como a personas que esperan que llegue su cita con la corte para pedir asilo político.  

Este grupo de personas en su mayoría centroamericanos proviene de McAllen, Texas y algunos aseguran que fueron traídos a la frontera entre Estados Unidos y México sin informarles previamente, tal es el caso de Junior Díaz, de Honduras, quien creyó que su proceso de asilo ya había sido aceptado.  

“Crucé por Tamaulipas hacia McAllen y busqué a un agente para que me arrestara y poder pedir asilo político... Me dieron una cita con un juez hasta octubre. Mientras estaba en la 'congeladora' los de migración nos dijeron que nos subiéramos a un avión, creí que ya nos habían aceptado, y cuando llegamos a San Diego nos mandaron para acá”, relató el hondureño.  

Dijo que a él no le hicieron firmar ningún papel, pero supo de algunos migrantes a quienes prácticamente obligaron, y si no firmaban les hacían poner sus huellas digitales en una hoja, que, supone, era para aceptar su salida de Estados Unidos.  

No hay deportaciones de extranjeros a BC, son retornos  

El subdelegado del INM, Luis Humberto López, negó a La Jornada Baja California que México esté recibiendo a centroamericanos producto de redadas en Estados Unidos. “Solo estamos recibiendo a extranjeros que solicitaron asilo político y fueron retornados a México en espera de su cita, pero si son extranjeros deportados, no tienen por qué traerlos a México, sino que deben llevarlos a sus países de origen", aclaró.  

Del grupo de 90, solamente cinco eran mexicanos originarios de Guerrero y la mayoría de los retornados fueron recibidos por el pastor Albert Rivera, en el albergue Ágape.  

El delegado del Instituto Nacional de Migración, Manuel Marín, dijo que en promedio están repatriando a 125 personas diariamente por Tijuana y en el caso de retornados, centroamericanos que pidieron cita para asilo, oscila entre 80 y 90 cada día.