méxico | 23 de Julio de 2019

A las autoridades mexicanas les preocupa el aumento en el número de armas provenientes de Estados Unidos, asociado a mayores índices delictivos. Foto archivo La Jornada

Por

Por 

Alonso Urrutia / La Jornada
Ciudad de México, 23 de julio. México propuso la instrumentación de dos acciones conjuntas: el diseño y aplicación de operativos permanentes en la frontera norte para detener el trasiego de armas a territorio mexicano, y la integración de una comisión binacional que analice la situación de los activos de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, a fin de alcanzar un acuerdo para la distribución de esos bienes..
 
El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, sostuvo que en los decomisos que han efectuado las corporaciones policiacas, los cuerpos militares y la Fiscalía General de la República (FGR), se ha detectado un incremento en el número de armas en diferentes hechos delictivos: armas pequeñas, 9 por ciento; rifles, 9 por ciento; rifles automáticos, 63 por ciento, y fusiles de asalto, 122 por ciento.
 
Si bien fue una propuesta, el canciller estimó que esos operativos van a ser un hecho, "por lo que vi en la respuesta de Estados Unidos", durante la visita del secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo
 
En cuanto a los operativos, algunos tendrán modalidades nuevas, apuntó Ebrard. Aún falta la valoración de las autoridades competentes, pero se pretende que tengan un impacto real en el trasiego de armas hacia México, que es uno de los problemas principales para nuestro país.
 
Se pidió una corresponsabilidad para que cada país despliegue en su territorio estos operativos, si bien reconoció que la venta de armas es legal en Estados Unidos, no así en México. En el país hay una preocupación de las autoridades federales y estatales por el impacto que este repunte en el tráfico de pertrechos, especialmente de rifles de asalto pueda tener en el aumento de la violencia.
 
"El secretario de Estado me manifestó el interés en contribuir por parte del gobierno de Estados Unidos", apuntó el canciller, quien añadió que la pretensión mexicana es que dichos operativos se conviertan en permanentes.
 
Se pidió que se actúe en los cruces San Diego-Tijuana, El Paso-Ciudad Juárez, Laredo-Nuevo Laredo, Mc Allen-Reynosa y Brownsville-Matamoros.
 
Los activos de El Chapo
 
En lo concerniente a los activos de Guzmán Loera, se planteó la integración de un grupo binacional para analizar las condiciones en que se encuentran. “Es una propuesta, que la vio (Pompeo) con simpatía, pero tengo que esperar la respuesta oficial.
 
No esperaría una respuesta negativa, si me dijo que la ve de manera positiva. Seguramente ocurrirá en los próximos días".
 
De poco serviría, agregó el canciller, el procesamiento de un personaje como El Chapo Guzmán si los activos no se recuperan, y pronto se podrá avanzar en alcanzar este objetivo estratégico.
 
En el caso de México, participarían la cancillería, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda –por ser área de su competencia–, así como la FGR, respetando su autonomía, entre otras.
 
Ebrard subrayó que hay información de los activos en los sistemas financieros de ambos países. De hecho, durante el juicio en la presentación de testimonios salió mucha información en Estados Unidos, de ahí la necesidad de trabajar conjuntamente en la recuperación de esos recursos.
 
Ebrard declinó estimar los montos involucrados, porque hay versiones de que el cártel de Sinaloa es una de las redes del crimen organizado más ricas del mundo, hasta valoraciones de que tendría entre 12 y 15 mil millones de dólares.
 
"Si asumimos que las cifras de las que estamos hablando son billones de dólares, mover esa cantidad en efectivo, que digamos se paga en Estados Unidos, porque es el país de consumo y buena parte de esas utilidades deben de estar en alguna parte de ese país y otra en México. Por eso pensamos que es un asunto binacional".