diputados federales | 23 de Mayo de 2020

La diputada Padierna Luna adujo que una figura de fideicomiso no es la idónea para dar seguimiento puntual al correcto uso de los recursos públicos. Foto Cristina Rodríguez / La Jornada

Por

Por 

Roberto Garduño / La Jornada
Ciudad de México, 23 de mayo.- La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna Luna, y el coordinador de la bancada de Morena, Mario Delgado, promotores de la iniciativa de desaparición de 44 fideicomisos, entre ellos el Fidecine, anunciaron su decisión de enviarla a la congeladora legislativa en espera de que las secretarías de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de la Función Pública (SFP), en coordinación con la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, se reúnan con los sectores involucrados en esas figuras.

En conferencia de prensa virtual, ambos representantes de Morena argumentaron que la razón de su proceder con la iniciativa se funda en hacer a un lado la opacidad, porque las figuras de fideicomiso, al ser entes fiduciarios, no pueden ser revisadas por la SFP.

Mario Delgado expuso que los diputados de Morena, “para no generar desinformación e incertidumbre en otros sectores que puedan estar involucrados en el tema de los fideicomisos, hemos decidido dos acciones: congelar la iniciativa; no la vamos a dictaminar en el corto plazo, hasta que establezcamos mesas de trabajo con el gobierno, con la Función Pública, la Secretaría de Hacienda, la Consejería Jurídica y por supuesto con los sectores involucrados, para tener un diálogo con ellos en parlamento abierto y decidir cuál es la mejor manera de administrar determinados recursos, programas y apoyos.

“Y una vez que se termine con estas mesas, entonces sí reabriríamos para la dictaminación de estas iniciativas. Por lo pronto, darle la seguridad a la comunidad científica, a los de la comunidad de periodistas de nuestro país, a los deportistas y a todos aquellos que reciben algún apoyo o programa a través de un fideicomiso, para que no sientan temor, que no se genere incertidumbre, que no se sientan amenazados sobre el futuro de esos apoyos”.

Por su parte, la diputada Padierna Luna adujo que una figura de fideicomiso no es la idónea para dar seguimiento puntual al correcto uso de los recursos públicos, pues “no permite la transparencia, no permite una administración eficiente. La pretensión de esta iniciativa es hacer a un lado la opacidad, no queremos nosotros dejar ahí figuras que además ordenan su eliminación otros ordenamientos”.

Así defendió su propuesta, de la que se derivaron malentendidos –dijo–, “una iniciativa, como su nombre lo dice, es inicial, es un mero punto de partida. Se van a revisar todos y cada uno de los 44 fideicomisos; se abrirán mesas de trabajo con el gobierno, con los sectores… en la lista de fideicomisos hay varios, les menciono uno: uno dice fideicomiso en materia de salud, pero si es en materia de salud, qué mejor en este momento que se vaya al sector salud para atender la emergencia sanitaria. Y así como ése hay varios que no tienen destino específico, no tiene beneficiario directo, no tienen ninguna administración de ningún tipo, ésos son los que se prestan a la opacidad”