Baja California | 21 de Septiembre de 2019

Sandra, con una extremidad en el muñón de su brazo izquierdo, toma un envase y se ve contenta con su prótesis; es la primera beneficiada por Senderipia Foto Taller Serendipia IG

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 21 de septiembre.- Sandra, con una extremidad en el muñón de su brazo izquierdo, toma un envase y se ve contenta con su prótesis; es la primera beneficiada por Senderipia.

El proyecto, fundado por el ingeniero en Mecatrónica, Miguel Ángel Huerta, puede ser la solución para que niños de escasos recursos cuenten con una prótesis de extremidad a bajo costo, gracias a una impresora de 3D.

Serendipia comenzó apenas hace un año, con el apoyo de estudiantes, ingenieros, diseñadores y médicos, quienes se dieron a la tarea de encontrar piezas que pudieran ser utilizadas para las prótesis y que no fueran caras. Uno de los objetivos de Serendipia es reducir los costos tanto como sea posible.

La primera vez que Sandrá utilizó el brazo impreso en 3D está documentada en un video de apenas 24 segundos, el cual el actor Will Smith subió a su red social Instagram y cuenta con más de ocho millones de vistas.

La producción de una prótesis de Serendipia oscila entre los mil 500 y 2 mil pesos, dependiendo de los materiales, tamaño y necesidades de movilidad. Adicionalmente, el costo de mantenimiento va de los 500 a los mil pesos cada 6 meses.

Que el costo se reduzca a menos de mil pesos es el objetivo de Miguel Ángel Huerta, quien buscó al actor de El Día de la Independencia y Aladdin y a su fundación para lograr su apoyo, debido a que hasta el momento, sólo se han creado dos prótesis y la meta es lograr al menos una prótesis por semana.

De acuerdo con el ingeniero Huerta, el proyecto Serendipia está enfocado solamente en menores de edad, debido a su mejor adaptación al uso de un aparato prostésico que los adultos.

“Son ellos (los niños) los que deben querer el aparato, pues hay quienes pueden hacer mejor sus actividades sin su extremidad. En este caso, una prótesis ayudará a mejorar su calidad de vida y su sociabilidad”, explicó.

De acuerdo con cifras expuestas por la Academia Nacional de Medicina de México, en el libro Los Amputados y su rehabilitación, existen al menos 2 mil amputaciones al año, en menores de edad, principalmente a causa de accidentes, lo cual contrasta con el número de profesionales en el desarrollo de prótesis, que son menos de 300.