méxico | 20 de Mayo de 2019

El ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda en un acto público durante su mandato. Foto Cuartoscuro

Por

Por 

Dennis A. García / La Jornada
Nayarit, 20 de mayo.- Desde hace dos años la Procuraduría General de la República (ahora Fiscalía) estuvo enterada, mediante denuncias, de los posibles actos de corrupción, peculado y enriquecimiento ilícito del ex gobernador de Nayarit Roberto Sandoval Castañeda; sin embargo, la carpeta de investigación nunca se judicializó. 

La querella contra Roberto Sandoval Castañeda, recién incluido en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos por haber recibido dinero de los cárteles de Jalisco Nueva Generación y de los Beltrán Leyva a cambio de protección, fue presentada en la delegación de la PGR en Nayarit en abril de 2017 por un grupo de políticos y ciudadanos que crearon el movimiento de la comisión de la verdad. 

En la sede nayarita de la PGR se inició la carpeta FED/NAY/TEP/0000161/2017, pero declinó competencia por tratarse de un servidor de “alto nivel” y solicitó que en la Ciudad de México la atrajera la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, donde se abrió la carpeta FED/SEIDF/UNAI-NAY/0001565/2017. 

“En el ámbito federal, no sabemos absolutamente nada, fuimos citados en marzo de 2018 en la PGR de la Ciudad de México, nos preguntaron mucho sobre el ganado (12 mil cabezas importadas de Nueva Zelanda con recursos públicos) y dimos algunos datos, después ya no pasó nada”, dijo a La Jornada Rodrigo González Barrios, integrante de la mencionada comisión de la verdad. 

En agosto de 2017, algunos de los denunciantes se trasladaron de Nayarit a la Ciudad de México para proporcionar más información a la PGR que ellos mismos investigaron sobre el probable enriquecimiento ilícito del ex gobernador y el presunto desvío de recursos. 

Para marzo de 2018 acudieron de nuevo a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos y Contra la Administración de Justicia, adscrita a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, para brindar más datos. 

Sus ingresos no cuadran con sus gastos 

Al respecto, González Barrios dijo que con los 16 millones de pesos de ingresos que obtuvo Roberto Sandoval como servidor público no pudo haber adquirido ranchos, casas y caballos finos. 

La información que dieron a la PGR refiere que el entonces gobernador habría desviado recursos públicos destinados al campo; en dicha acción estaría involucrado el ex gobernador de Chihuahua César Duarte, quien cuenta con una ficha roja emitida por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) para su captura desde marzo de 2017. 

Según la información de los denunciantes, son 12 mil cabezas de ganado importadas de Nueva Zelanda entre los años 2015 y 2016; parte del ganado se habría quedado con Sandoval Castañeda a través de prestanombres, después lo distribuyeron en ranchos ubicados en Nayarit, Jalisco, Querétaro, Colima y Coahuila. 

El viernes, el ex gobernador de Nayarit fue incluido en la lista de la OFAC. El gobierno de Estados Unidos indicó que, como servidor público, Roberto Sandoval malversó activos estatales y recibió sobornos de organizaciones narcotraficantes como el cártel Jalisco, los Beltrán Leyva y el grupo que encabezaba Raúl Flores Hernández. Por otra parte, la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda, anunció el congelamiento de sus cuentas.

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?