méxico | 19 de Noviembre de 2019

Carlos Slim y Álvarez Ordóñez recibieron el premio de arquitectura e ingeniería de manos del presidente Andrés Manuel López Obrador. Foto Roberto García Ortiz / La Jornada

Por

Por 

Rosa Elvira Vargas / La Jornada
Ciudad de México, 19 de noviembre.- El empresario Carlos Slim Helú recomendó invertir 5 por ciento del producto interno bruto (PIB), “para empezar”, en infraestructura y así aprovechar la enorme liquidez que actualmente hay en el mundo, a largo plazo y con bajas tasas de interés.

Según su fórmula, con finanzas sanas, si se mejora el poder adquisitivo del salario y con grandes inversiones en infraestructura “podremos recuperar el crecimiento sostenido y sustentable”.

Desde su perspectiva, México demanda “una sacudida” y transformarse para alcanzar el cambio que permita el crecimiento que el país merece.

El presidente Andrés Manuel López Obrador entregó ayer en Palacio Nacional los premios 2018 de Arquitectura e Ingeniería. Joaquín Álvarez Ordóñez y Carlos Slim los recibieron, respectivamente, en ambas especialidades.

En su intervención, el mandatario defendió su convicción de ubicar al Estado como impulsor del desarrollo del país porque –está demostrado– éste no surgirá sólo bajo la conducción, promoción y ejecución del mercado.

El propietario de Grupo Carso dijo ver con buenos ojos el plan de infraestructura a punto de darse a conocer en los próximos días.

Se presentará en etapas y “lo único que habrá que buscar es cómo se instrumenta, cómo se concursa, que lo gane el que ofrezca mejores condiciones y cómo se financia”.

Agregó que para alcanzar la meta de infraestructura la iniciativa privada debe intervenir según el tipo de proyecto, pero debe hacerlo de forma sustancial, mayoritaria, y para eso “hay muchos recursos monetarios en el mundo” y se deben aprovechar esos financiamientos para que de esa manera se realicen la mayor cantidad de proyectos.

Más inversión en telefonía

A partir del optimismo que ofrece tal panorama, el empresario planteó revertir la ecuación y que en lugar de hacer como antes, en que el crecimiento implicó la necesidad de una gran infraestructura, ahora ésta debe realizarse para lograr el desarrollo económico

Durante su intervención después de recibir la presea, Slim anunció para América Móvil un incremento de 25 por ciento en la inversión en 2020. Este año lo cerrará con una erogación de 36 mil millones de pesos.

El presidente López Obrador tuvo conceptos elogiosos para ambos galardonados, a quienes llamó “mexicanos excepcionales, buenos ciudadanos y profesionistas de primer orden”. En particular, destacó sobre el ingeniero Slim Helú sus virtudes de hombre “sobrio y austero” y que en ningún momento deja de trabajar.

Por su parte, Álvarez Ordóñez pidió a López Obrador aprovechar el “enorme recurso humano” formado en las instituciones educativas del país y que hoy desgraciadamente “se encuentra insuficientemente utilizado”.

Además, dijo que los arquitectos se han propuesto crear un servicio gratuito, a partir de la universidad pública, para apoyar a los municipios del país en donde haya proyectos de construcción de vivienda y no dispongan de apoyo técnico.

López Obrador detalló ante la nutrida concurrencia –en la que se encontraban funcionarios de su gabinete, integrantes de la iniciativa privada y el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers– los cinco pilares de su proyecto económico: impulsar la economía familiar, fortalecimiento del mercado interno, ubicar al Estado como promotor del desarrollo, la participación del sector privado en la economía, así como la promoción para la llegada de más inversión extranjera directa.