Baja California | 19 de Noviembre de 2015

La escuela detectará y restringirá el acceso al estudiante durante un periodo de hasta cinco días; de lo contrario, podría presentar denuncia por omisión de cuidados. Foto Archivo

Por

Por 

Antonio Heras

Mexicali, 18 de noviembre.- El Sistema Educativo de Baja California instruyó a directores de escuelas públicas a suspender a aquellos alumnos que tengan piojos y síntomas de rickettsia.

Incluso, les ordenó dar vista a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para iniciar investigación por omisión de cuidados contra los padres de familia que desatiendan las indicaciones magisteriales de higiene.

El periodo de suspensión de alumnos detectados con estas será de uno y hasta por cinco días, durante el cual deberán tomar medidas emergentes, mientras que en la escuela se debe detectar y restringir el acceso al estudiante durante este periodo, de lo contrario está en posibilidades de presentar denuncia por omisión de cuidados.

En el oficio 561/15 fechado el 10 de marzo de este año pero distribuido hasta noviembre, la jefa del Departamento de Educación Preescolar, María Guadalupe Reynoso Zendejas, advierte a los directivos escolares sobre la instalación de filtros especiales para prevenir distintas enfermedades recurrentes como pediculosis y brotes de rickettsiosis.

Desde hace un lustro, en esta entidad del noroeste mexicano y limítrofe con California, Estados Unidos, se reporta una epidemia de piojos, de acuerdo a circulares enviados a centros escolares donde solicitaban cuidado en actividades de higiene.

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?