Baja California | 19 de Noviembre de 2015

Pese a que perdieron su registro federal, ambos partidos recibirán financiamiento federal en lo que resta del año. Foto Jorge Heras

Por

Por 

Jorge Heras

Mexicali, 18 de noviembre.- Desde este jueves tanto el Partido del Trabajo como el Humanista perdieron todos los derechos y prerrogativas que establecen la Constitución, la Ley General y la local de Partidos Políticos, lo que les impediría participar en el proceso electoral que inició el 13 de septiembre y concluirá con la elección de alcaldes y diputados estatales en junio de 2016.

Solo podrán obtener el financiamiento público para actividades ordinarias permanentes correspondiente al ejercicio fiscal 2015, que deberán ser entregadas por el Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) a un interventor, de acuerdo con lo que establece la legislación electoral. 

El consejero presidente del IEEBC, Javier Garay Sánchez, sostuvo que al conocer la decisión del Instituto Nacional Electoral (INE), ambos institutos electorales que perdieron su acreditación nacional solicitaron su registro como partidos estatales para de esta manera contender en las elecciones del 2016, pero está condicionado a cumplir con los requisitos especiales que les exige el INE en el sentido de que hayan obtenido el 3 por ciento de la votación a nivel estatal y haber registrado más del 50 por ciento de candidatos propios en la elección local anterior, en 2013.

Explicó que la solicitud de registro local se encuentra en revisión, y la respuesta podría emitirse antes de que concluya el año.

Por unanimidad los consejeros del IEEBC aprobaron los puntos de acuerdo sobre la cancelación de la acreditación como institución política nacional ambos partidos debido a que no alcanzaron el mínimo de votos, de 3 por ciento, para su permanencia, durante la elección federal de junio pasado.

En la cuarta sesión extraordinaria del Consejo general del IEEBC se votó a favor de la resolución que hizo el Instituto Nacional Electoral (INE) el pasado 6 de noviembre, cuando ratificó la pérdida de registro nacional de ambas entidades de interés público.

La votación se estimaba que iría en ese sentido desde el día anterior que las autoridades electorales locales compartieron los puntos del día, e incluso al iniciar la sesión fueron retirados los logotipos de los partidos en cuestión que se encontraban en la pared del recinto.

De igual forma, aunque se les reservó su lugar, durante la mayor parte de la reunión del consejo no estuvieron presentes los representantes de los partidos que perdieron su registro federal por no alcanzar el porcentaje de al menos 3 por ciento de la votación a nivel nacional, aunque en el estado apenas rebasaron la cifra.

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?