méxico | 18 de Octubre de 2019

La corporación estatal tampoco entró en resguardo de la población civil que vivió momentos de terror que tuvo que resguardarse en restaurantes y centros comerciales ni actuó durante la fuga de más de medio centenar de reos. Foto Ríodoce

Por

Por 

Anabel Ibáñez / Ríodoce

Sinaloa, 18 de octubre.- Al lamentar el operativo fallido del gabinete de seguridad federal en contra de la detención de Ovidio Guzmán, el presidente de la Comisión de Seguridad en el Congreso del Estado, criticó la ausencia de la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa para entrar en respaldo.

El diputado Mario Rafael González Sánchez cuestionó dónde quedó la inteligencia de la Policía Estatal con sus drones y cámaras de vigilancia para entrar en apoyo del ejército y la Guardia Nacional.

La corporación estatal, señaló, tampoco entró en resguardo de la población civil que vivió momentos de terror que tuvo que resguardarse en restaurantes y centros comerciales.

La Secretaría de Seguridad estuvo totalmente ausente mientras se fugaron medio centenar de reos del Centro Penitenciario, durante ayer, al tiempo que la delincuencia controlaba las calles y rebasaba a las corporaciones, manifestó.

El legislador aseguró que el gabinete de seguridad actuó desde la Ciudad de México con una táctica militar, sin una estrategia policial, que debió contemplar los protocolos de planeación de operativo con evaluación de la capacidad de reacción.

Precisó que fue evidente que desde la Ciudad de México se desconoce el territorio sinaloense y la forma en que opera la delincuencia.

Aseguró que de acuerdo al decálogo de la Guardia Nacional sí se tenían facultades para ingresar a la vivienda en donde se encontraba el objetivo. El operativo fallido, dijo, demuestra que al mando de las corporaciones deben estar con policías calificados, no titulares improvisados.

En esta “guerra de guerillas urbanas”, enfatizó no se realizaron las evaluaciones necesarias para medir el nivel de reacción, y el cuidado y protección a la ciudadanía.

Llamó a la población a mantener la calma y no realizar compras de pánico.

Sostuvo que se vive en Sinaloa en un estado de derecho con deficiencias grandes.