méxico | 16 de Noviembre de 2019

El coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, sostuvo que no procede ningún recurso jurídico ni impugnación contra la elección de Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la CNDH. Foto María Luisa Severiano / La Jornada

Por

Por 

Andrea Becerril / La Jornada
Ciudad de México, 16 de noviembre.- El coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, sostuvo que no procede ningún recurso jurídico ni impugnación contra la elección de Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por lo que este sábado debe tomar posesión del cargo pese a los “profundos intereses económicos y políticos” que se oponen a ello.

Consideró también que es respetable la decisión de renunciar de cinco integrantes del Consejo Consultivo de la CNDH y sugirió que los cinco restantes debieran también dejar voluntariamente el cargo, al igual que los altos funcionarios de esa comisión, a fin de permitir la renovación del organismo, que desde hace 30 años está en manos “de un mismo grupo”. Hay que dar una sacudida a la CNDH, aseveró.

En conferencia de prensa, resaltó que la renuncia de los consejeros dará oportunidad al Senado de lanzar una convocatoria pública los próximos días para seleccionar un nuevo Consejo Consultivo, a la que, sostuvo, se inscribirán mexicanos excepcionales que deseen el cambio de paradigma en la defensa de los derechos humanos.

“Es bueno que la nueva presidenta de la CNDH cuente con un nuevo consejo, incluso es sano tener un nuevo equipo de empleados y trabajadores de confianza, de altos funcionarios al servicio de la institución, respetando siempre a los trabajadores sindicalizados y de base”.

Monreal comentó que no entiende por qué tanto interés en la CNDH y una oposición tan fuerte a Rosario Piedra, que es “una mujer honesta, incorruptible, que proviene de la lucha social y de las víctimas”.

Agregó: “Hasta me suena a metálico, me suena a que hay intereses económicos, políticos y de complicidad”, los que, sostuvo, van a quedar al descubierto ahora que Piedra Ibarra asuma la presidencia de ese órgano, con mil 770 trabajadores y casi mil 900 millones de pesos anuales de presupuesto.

El coordinador de Morena resaltó que no prosperará ningún recurso de impugnación a la elección de Piedra Ibarra, ya que la Ley de Amparo y la Constitución señalan la improcedencia de acciones o controversias de inconstitucionalidad contra actos soberanos del Congreso o de una de sus cámaras.

Dio a conocer un escrito en el que se detalla que el amparo presentado por el senador Emilio Álvarez Icaza contra la tercera votación de la terna en la figuraba Rosario Piedra fue rechazado por el juzgado décimo de distrito en materia administrativa, “de plano por notoriamente improcedente” según el artículo 61, fracción V, de la Ley de Amparo.

Dijo que pueden seguir presentando amparos, pues son recursos partidistas válidos, “pero de una profunda ignorancia”. Como maestro de derecho, les diría que “no cometan esas pifias”.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política llamó a la reconciliación y a pasar la página luego del clima de polarización en el Senado por la elección y toma de protesta de Piedra Ibarra. En un gesto de buena fe, recalcó, ofreció disculpas a quien se sintiera ofendido: “Todos tenemos que poner de nuestra parte para la reconciliación, a nadie le conviene un Senado enfrentado. El desprestigio es general”.