méxico | 16 de Noviembre de 2019

Laura Angélica Rojas, diputada del PAN y presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, y Mario Delgado, coordinador de Morena y titular de la Jucopo, aseguraron que es imposible sesionar debido al plantón de organizaciones que persiste afuera de San Lázaro. Foto Cuartoscuro

Por

Por 

Roberto Garduño y Enrique Méndez / La Jornada
Ciudad de México, 16 de noviembre.- A partir de una opinión de su área jurídica y una interpretación de la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política, en el sentido de que el plazo constitucional “no es una restricción insalvable”, la Cámara de Diputados no pudo aprobar ayer viernes el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 y convocó a una nueva sesión hasta el 20 de noviembre, después del puente que se dieron los legisladores.

Ante el vencimiento, este jueves, de la fecha para discutir el gasto público, Mario Delgado declaró: “Claro que nos gustaría respetar ese plazo, pero ustedes están viendo las condiciones, es imposible que la cámara sesione así”.

También se canceló una reunión con las organizaciones, que plantearon una alternativa para no depender de los subsidios. La respuesta se les dará “un día de estos”, expresó.

Por quinto día consecutivo, las instalaciones continuaron bloqueadas y, ante la falta de un acuerdo, la cámara no pudo sesionar.

En ese contexto, ambas instancias de dirección legislativa acordaron abrir un nuevo espacio de negociación y confiar en que, entre hoy sábado y mañana domingo, las organizaciones opten por retirarse de manera voluntaria, cuando se les acaben los recursos para sostener el plantón.

En conferencia de prensa, a la que llegó con un fólder bajo el brazo en el que anotó que tiene ya 283 firmas de diputados a la carta de respaldo absoluto al proyecto presidencial, Delgado leyó uno de los párrafos centrales de la opinión de la Dirección General de Asuntos Jurídicos.

Citó: “Es cierto que el plazo es una disposición que debe complementarse, no puede ser pasada por alto en condiciones de regularidad, pero ante causas de fuerza mayor, como es la eventualidad de una protesta social que impone una imposibilidad material al legislador federal para darle cumplimiento, no puede constituir una restricción insalvable para el cumplimiento inmediatamente posterior de uno de los procedimientos esenciales sobre los que se cimienta la organización del Estado mexicano”.

Delgado ofreció a los reporteros entregar una versión pública del documento, pero al cierre de esta edición no lo había hecho.

La presidenta de la Cámara, Laura Rojas (PAN), afirmó que está blindado el aspecto legal de la discusión y aprobación del presupuesto más allá de la fecha límite del 15 de noviembre. Precisó que la decisión se toma para evitar alguna confrontación que ponga en peligro la seguridad e integridad de las personas”.

Detalló: “Vamos a sesionar y a reanudar nuestra sesión del 6 de noviembre y en ese sentido está salvaguardada la parte legal del presupuesto.

“La sesión del pasado 6 de noviembre se encuentra aún abierta debido a que se declaró un receso; en consecuencia, la discusión y la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación se realizará en esa misma sesión. Estoy convencida de que tendremos presupuesto la próxima semana”.

Se trata de la sesión de ese día, que entró en receso y se citó para el día siguiente, jueves 7, que tampoco se realizó ante el diferendo por la extinción de dominio a las cuentas bancarias congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera.

“No pasa absolutamente nada. Si fuera el 31 de diciembre habría vacío”, respondió Mario Delgado y citó que la reforma de 2004, para anticipar al 15 de noviembre de cada año la aprobación del gasto fue para no llegar al 31 de diciembre en la incertidumbre del vencimiento del plazo, sin contar con el presupuesto.

Sostuvo que “para los mercados no hay incertidumbre. No es el 31 de diciembre. Si fuera 31 de diciembre sí habría incertidumbre, porque no tendríamos presupuesto para mañana. No estamos en esa situación y, evidentemente, es imposible imaginar un escenario que nos pudiéramos ir en esta dinámica hasta el último día de diciembre. Vamos a resolver este asunto el próximo 20 de noviembre”.

Respecto de las 283 firmas, sostuvo que se trata de “un gesto de los diputados con el Presidente”, si bien no todos han querido firmar.

-¿Un gesto de sumisión? –insistieron los reporteros.

–Somos un equipo con el Presidente –dijo.