méxico | 16 de Mayo de 2015

Vista de la estación migratoria de Iztapalapa, conocida como Las Agujas, donde se retiene a personas procedentes de diversos países mientras se resuelve su situación legal en México Foto Jesús Villaseca / Archivo

Por

Por 

Fabiola Martínez, La jornada

Ciudad de México, 16 de mayo.- En marzo de este año fueron presentados ante la autoridad migratoria 16 mil 942 extranjeros, cifra récord en casi una década. La gran mayoría procede de países de Centroamérica, y de ese bloque casi todos son repatriados.

El flujo de migrantes en México se mantiene al alza, especialmente en lo que va del sexenio. Marzo parece ser el periodo de repunte. Por ejemplo, en 2007 fueron llevados ante el Instituto Nacional de Migración (INM), en el mes de referencia, 11 mil 750 personas; el rango varió en los siguientes años, regularmente a la baja, aunque en el tercer mes se percibía la cresta.

La cifra de marzo de 2015, corte oficial más reciente, es más del doble del nivel de 2009 a la actualidad. Hace siete años, igualmente en el tercer mes, el número de presentados no superó los 7 mil.

En 2012 y 2013, marzo tuvo 8 mil 691 y 7 mil 770 extranjeros presentados ante el INM, respectivamente.

Ya el año pasado empezaron los visos de este repunte, en medio de la crisis de menores que intentaban llegar a Estados Unidos. Miles de los extranjeros, niños y jóvenes, fueron enviados solos al norte.

En cuanto a nacionalidades, prevalecen en toda la década los guatemaltecos en situación migratoria irregular, aun cuando los ciudadanos de este país tienen algunas alternativas para moverse en entidades mexicanas de la frontera sur e incluso obtener un permiso temporal de residencia y trabajo. Luego de Guatemala está Honduras y, más lejos, El Salvador.

Por otra parte, datos del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos indican que en 2014 fueron deportadas de aquel país 315 mil 943 personas, de las cuales 176 mil 968 eran mexicanas, 54 mil 423 de Guatemala y 40 mil 695 de Honduras.

El 3 de marzo pasado, el comisionado del INM, Ardelio Vargas, hizo referencia al incremento en el flujo de migrantes. El año pasado fueron presentados 127 mil 149 extranjeros, de los cuales 119 mil 714 eran centroamericanos; el nivel más alto fue en octubre, con 12 mil 811 extranjeros en esta condición.

Para 2015, tan sólo en el primer trimestre, ya van 45 mil 398 presentados: 13 mil 856 en enero, 14 mil 600 en febrero y 16 mil 942 en marzo. De la cifra total, más de 90 por ciento (42 mil 726) proceden de Centroamérica (19 mil 891 de Guatemala y 14 mil 769 de Honduras).

El funcionario dijo entonces que lo anterior es consecuencia del recrudecimiento de la violencia y la pobreza en aquella región, así como de una campaña de información falsa, promovida por las propias bandas de tráfico de personas.

Esta situación significa también un mayor peligro para los migrantes. En 2014, precisó, fueron puestas a disposición de autoridades ministeriales poco más de 400 presuntos agresores de esta población.

Hace dos meses, el comisionado comentó que el gobierno mexicano podría abrir las visas de visitante regional a hondureños y salvadoreños.

Subrayó que la atención al fenómeno migratorio es corresponsabilidad de las naciones; cada año esta situación supone el ingreso indocumentado, por la frontera sur, de unas 280 mil personas, la mayoría procedentes de países centroamericanos, dijo.

Si no hay corresponsabilidad, expresó el comisionado, atender aquí la problemática seguirá siendo como intentar tapar un chorro de agua con las manos.

Un flujo más alto al actual ocurrió en 2005, con la presentación de 240 mil 269 extranjeros en situación migratoria irregular. Un año después, el cierre fue de 182 mil 705.