méxico | 15 de Mayo de 2019

Los seis paquetes, se van a licitar: La planta coquizadora, hidrosulfuradora, diferentes módulos, acondicionamiento del sitio. En Dos Bocas, está la terminal portuaria más grande que tiene Petróleos Mexicanos. Foto Cuartoscuro / archivo La Jornada

Por

Por 

Roberto González Amador e Israel Rodríguez J. / La Jornada

Ciudad de México, 15 de mayo. La refinería que el gobierno federal planea en Dos Bocas, Tabasco, no será construida por Petróleos Mexicanos (Pemex). La compañía, junto con el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) y la Secretaría de Energía (Sener), actuará como "gerente de proyecto" en una obra que se realizará en seis etapas y en cada una serán convocadas firmas nacionales y extranjeras, asegura Rocío Nahle García, titular de Energía.

"Nunca dijimos que no había empresas nacionales con capacidad para construir una refinería", afirma –aun cuando hay registros en sentido contrario.

En entrevista con La Jornada, anticipa que la administración federal ha integrado más expedientes por posible corrupción en las compañías energéticas del Estado durante gobiernos pasados.

Defiende la estrategia gubernamental hacia el sector energético, que ha sido cuestionada en ámbitos políticos, empresariales y académicos: "Somos un país petrolero y no podemos renunciar a eso". Sostiene: "Los mayores ataques al gobierno se han dado por las políticas energéticas, y eso es porque aquí es donde más intereses hemos afectado".

Expresa: "Encontramos un sector con declinación en la producción petrolera, muy baja generación de combustibles, un sistema eléctrico desordenado, una reforma energética que todo lo que nos había prometido no estaba funcionando.

Cuatro puntos

El nuevo gobierno, dice, va a meter orden, producir y construir. Para ello delineó un plan de cuatro líneas:

1º. Producir petróleo, dado que, expresa, "somos un país petrolero y no podemos renunciar a eso, a producir petróleo y gas".

2º. Rehabilitar la infraestructura de las refinerías y aumentar la producción de combustibles, rubro en el que el país no es autosuficiente.

3º. Construir una refinería, que es el proyecto de Dos Bocas.

4ª. Atender la producción de electricidad. "Hoy traemos en electricidad una reserva de 4 a 5 por ciento de producción (arriba de la demanda) nada más, y un país como el nuestro debe tener una más amplia. Hace décadas era hasta de 15 por ciento y en eso se está trabajando".

–¿Qué responde a los críticos que han mencionado que no es viable la refinería que planea construir el gobierno en Tabasco?

–Lo único que puedo decir es que afortunadamente la Cuarta Transformación tiene una mentalidad de trabajo, que ya pasamos la mentalidad perezosa de los gobiernos anteriores, los cuales nada más visualizaron un comercio absurdo en el sector energía que nos llevó a la condiciones en que hoy estamos.

"Ya tuvieron su tiempo de hacer las cosas y las hicieron mal. Que ahora nos dejen a los que sí sabemos hacer las cosas bien."

Asegura que las políticas trazadas por el nuevo gobierno permitirán reactivar el efecto multiplicador en refinación y petroquímica. "Vamos a generar el relevo generacional, a dejar a nuestros jóvenes encaminados para el área productiva. A traer la nueva tecnología y va a ser fenomenal. Vamos a rescatar el sector y el espíritu productivo que debemos tener los mexicanos".

–En marzo, el gobierno federal invitó a varios grupos de empresas a participar en el proyecto de Dos Bocas. ¿El hecho de que ninguna haya elaborado un proyecto que se adecuara al plazo y presupuesto fijados por el gobierno se puede interpretar como que no vieron viables esos planes en plazo y monto?

–Nunca dijeron que fuera inviable. Las tres empresas, cada una, manifestaron que iban a trabajar con una compañía nacional. Son trasnacionales que dijeron: "A ver, si yo estoy en Estados Unidos o en Australia, con qué empresa de México me voy a apalancar, impulsar o asociar. Ellos hicieron su proyecto con base en su programa operacional. Expresaron: Nosotros nos podemos acomodar así en México".

Las tres empresas, agrega, manejaron distintas cotizaciones de horas-hombre. Por ejemplo, una la podía poner en mil pesos, otra en mil 500 y otra en 800. Sus cotizaciones eran diferentes. "Ellos se organizaron de acuerdo con su plan y proyecto. Nosotros dijimos: queremos esto. No se puede, entonces lo hacemos nosotros".

–¿Pemex irá acompañado de empresas mexicanas? ¿Cómo va a ser el proceso?

–Pemex va a ser el project manager (gerente de proyecto) con la Sener y el IMP. Los seis paquetes, por supuesto, se van a licitar para empresas mexicanas y extranjeras. La planta coquizadora, hidrosulfuradora, diferentes paquetes modulares, el acondicionamiento del sitio. Ya se está licitando. Eso es algo que ha hecho Pemex en Dos Bocas.

"Ahí está la terminal más grande que tiene Pemex. En 1985 se hizo un acondicionamiento del sitio. Ahí mismo está la Administración Portuaria Integral. Pemex está trabajando para el acondicionamiento del sitio y van a ser empresas que tengan estas características nacionales o extranjeras. Habrá licitaciones abiertas, invitaciones restringidas, asignaciones y todo lo que permita la ley, privilegiando tiempo y dinero".

–Sobre el tema de la corrupción, una crítica es que el nuevo gobierno habla todo el tiempo de combate a la corrupción pero no hay nadie castigado. La Sener no es la fiscalía, pero ¿qué va a pasar?

–Puedo decir que la Sener presentó ya dos denuncias ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) sobre las ventas de las plantas de hidrógeno de Pemex. Los expedientes de los funcionarios que las firmaron y entregaron ya están en la SFP. Lo de las plantas de fertilizantes también está en la SFP. También se hizo una denuncia por el área jurídica de Sener y será la fiscalía o la Función Pública las que determinen. Nosotros hacemos lo que corresponde.

–¿Hay más casos?

–Conforme vayan saliendo. ¡Aquí te encuentras cada asunto! Hicimos una revisión de muchos casos. Había fondos que se estaban entregando a proyectos y personas.

La empresa fantasma

“La semana pasada acabamos un programa. Dinero de un fondo se iba a un programa. Encontramos una empresa fantasma, que no existe, en el domicilio fiscal que nos dieron. Luego nos dimos cuenta de que ya tenía relaciones, estaba hasta metida con triangulaciones con la Universidad Nacional Autónoma de México, de esas empresas, como de la Estafa maestra, que recibían fondos de la Sener. Son muchas cosas que estamos limpiando poco a poco. No dudo que muchos de esos críticos o gente que recibía y se ve afectada por sus intereses personales esté en esto. Pero, bueno, estoy consciente de que uno como servidor público, como dijo el Presidente, no es monedita de oro, pero vamos a dar resultados en el trabajo.

–Sobre el robo de gasolina, ¿hay personas acusadas?

–Sí hay. Más de mil personas, ya en expedientes en la fiscalía, algunos procesados. El Presidente no va a estar diciendo "aquí está un ratero". Pero sí, la fiscalía tiene que hacer el reporte.

–El apoyo social a la estrategia contra el robo de combustible sería mayor si se dijera que no sólo bajó el robo de gasolinas, sino aquí están los responsables.

–Pero si queremos pacificar el país, mostrar al ratero es agitar; que la fiscalía muestre, a la par de que estamos con los jóvenes y combatiendo el huachicol. Son sólo cinco meses. Por eso los detractores ven tanto que se ha hecho, que se ha podido.

“Soy ingeniera que toda la vida me he movido en un sector donde hay más hombres, pero también hay misoginia. Lo he comentado de (el ex presidente Felipe) Calderón –a quien se refiere como ‘ese sujeto’–, de (el ex mandatario Vicente) Fox; el tono misógino de Calderón en Twitter, o un columnista puede decir de mí lo que quiera, pero en el momento en que no encuentra nada va y se mete con mi familia, con mi esposo, y yo no veo que de los funcionarios hombres estén hablando de sus esposas".

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?