cultura | 14 de Diciembre de 2019

El Frente Auténtico del Campo (FAC) está dispuesto a dialogar con la comunidad LGBT y con el autor de la pintura La Revolución. Foto Marco Peláez / La Jornada
Ciudad de México, 14 de diciembre.- Aunque las dirigencias del Frente Auténtico del Campo (FAC) están dispuestas a dialogar con la comunidad LGBT y con el autor de la pintura La Revolución, que expone un Emiliano Zapata desnudo, en tacones, con sombrero rosa y una cinta tricolor rodeando su torso, el próximo lunes las agrupaciones campesinas reanudarán la protesta en el Palacio de Bellas Artes para exigir el retiro de esa obra. 
 

En conferencia de prensa los líderes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas, Álvaro López Ríos; de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, Federico Ovalle Vaquera; de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas, Marco Antonio Ortiz, y del Movimiento Social por la Tierra, Francisco Chew, insistieron en que la pintura de Fabián Cháirez ‘‘denigra” a Zapata. 

Sostuvieron que el martes pasado hubo ‘‘provocación” de activistas de la diversidad sexual y descartaron ser homofóbicos. ‘‘Nuestra manifestación fue pacífica, respetuosa; el incidente ocurrió cuando un grupo de otra comunidad llegó a insultarnos, estaban muy desbocados, y se generaron algunos empujones (…) No es como pretende señalarse, como que fuimos a hacer un acto violento. No estamos contra la cultura ni la libertad de expresión, pero no compartimos que se denigre la imagen de uno de los iconos campesinos”, sostuvo Ovalle Vaquera. 

López Ríos apuntó: ‘‘Estamos frente un gobierno que quiere destruir la memoria de un icono” y dijo que la comunidad LGBT es un ‘‘movimiento intolerante que exige derechos y respeto, pero no da eso”. 

Sin embargo, están abiertos a dialogar con defensores del cuadro. ‘‘Nos han planteado reunirnos con el autor’’.