méxico | 14 de Noviembre de 2019

La inseguridad es un problema que involucra desde los gobiernos municipales al federal. Foto Margarito Martínez

Por

Por 

Gustavo Castillo García / La Jornada

Ciudad de México, 14 de noviembre.- La inseguridad es “una responsabilidad de los tres niveles de gobierno y a la propia sociedad”, aseguró Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Es de tal complejidad, añadió, “que no se trata de echarnos la bolita unos a otros”, y “nadie puede lavarse las manos en tanto no se resuelva el problema, ya que la inseguridad trasciende a los gobiernos municipales, a los gobiernos estatales y al gobierno federal”.

Al encabezar la instalación de una mesa de diálogo con representantes de los presidentes municipales de todo el país, Durazo Montaño resaltó que la sociedad debe participar, a través del impulso a los valores cívicos y la integración familiar.

“Lamentablemente –indicó– los valores cívicos y su enseñanza se abandonaron hace décadas” y ello ha derivado en algunos de los problemas de inseguridad que se viven en el país.

Durante el acto, que se realiza en instalaciones de la SSPC en la Ciudad de México, señaló que tratar el tema de la seguridad “como un espacio de neutralidad política” ha permitido agrupar los intereses en este ámbito aunque haya diferencias partidistas.

Por ello, señaló, las diferencias entre niveles de gobierno no son pretexto para que se echen la bolita unos a otros y el combate a la inseguridad debe tratarse como asunto de Estado.

La alcaldesa de Escobedo, Nuevo León, presidente de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal, apuntó que 95 por ciento de los delitos que se cometen en el país son ilícitos que compete combatir a las autoridades locales, y solamente cinco por ciento son considerados de alto impacto.

La alcaldesa sostuvo que es cierto que los municipios requieren dinero, infraestructura y equipo, pero también acompañamiento y entrenamiento, para que las corporaciones municipales tengan mayor capacidad, además de tener mejores prácticas de seguridad.