Baja California | 14 de Noviembre de 2015

Cuando se firmó el contrato con la empresa neolonesa CelSol, se anunció que el programa iniciaría en mayo; la fecha se cambió a diciembre Foto Edgar Lima

Por

Por 

Redacción

Ensenada, 14 de noviembre.- La empresa CelSol, ganadora de la licitación para modernizar el sistema municipal de alumbrado público local, retrasará ocho meses el arranque del programa que debió iniciar en mayo.

El director de Servicios Municipales, José de la Luz Valdez López, cambió “a diciembre”, sin dar fecha exacta, el comienzo de la renovación de 29 mil lámparas del alumbrado público municipal. En septiembre manifestó que empezaría en octubre y no fue así.

En abril, cuando se firmó el contrato de la licitación pública internacional número 1/2015, de fecha 24 de febrero que ganó la compañía neolonesa CelSol, el funcionario municipal afirmó que el programa de reposición de las lámparas iniciaría en mayo, cosa que tampoco sucedió.

Ayer, al sostener una reunión con los 22 delegados municipales de Ensenada, De la Luz Valdez informó que la modernización iniciará en diciembre y que la totalidad de las lámparas quedarían listas en los primeros cuatro meses de 2016. Nuevamente evadió dar una fecha exacta para terminar el programa.

En el portal de Transparencia del XXI Ayuntamiento de Ensenada, que destaca haber ganado este año el premio nacional de Transparencia de la Confederación Nacional de Municipios de México (Conamm), no incluye la documentación pública de la concesión y el contrato que gobierno y empresa firmaron para renovar el alumbrado de Ensenada que se pagará con los remanentes de un impuesto que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró “inconstitucional” desde 1988: el Impuesto por Alumbrado Público.

Al igual que lo hizo en abril y septiembre cuando anunció “el arranque” del programa en la ciudad, Valdez López afirmó ayer que una vez instaladas las luminarias en las zonas urbanas y rurales, Ensenada se convertirá “en un municipio, moderno, avanzado y sustentable, acorde a la Ley del Cielo que protege el equilibrio ecológico de nuestro planeta”.

El 5 de octubre, el representante de una compañía que ofertó al Ayuntamiento de Ensenada, una semana antes de la publicación de la licitación, un programa de venta directa de lámparas de las marcas Phillips, Iusa y General Electric, las únicas que cuentan con todos los requisitos de la Norma Oficial Mexicana en cuanto a calidad y durabilidad, reveló:

“Les ofrecimos una bolsa social equivalente al 10 por ciento del valor de la compra, para que el ayuntamiento la usara atendiendo sus prioridades. También nos comprometimos a realizar, de manera gratuita para el gobierno, un diagnóstico del sistema municipal de alumbrado público, el programa de trabajo de reposición de las luminarias, un estudio de crédito bancario por tres años con el pago de apertura más bajo en el mercado, surtir e instalar las 25 mil luminarias en un máximo de dos meses una vez que firmáramos el contrato, y una garantía de 100 mil horas en las lámparas para lograr ahorros en el mantenimiento y reposición del equipo”.

- ¿Cuánto costaría al erario el programa de arrendamiento si el ayuntamiento hubiera aceptado su propuesta?

“Dependiendo de lo que arrojara el diagnóstico, pero entre 40 a 208 millones de pesos, máximo. Hablamos de las marcas líderes en el mercado mundial y no lo que sabemos instalará la empresa ganadora, que al no ser productora ni tener experiencia ni capacidad de trabajo, ya tiene problemas para arrancar el programa con luminarias de baja calidad, muy probablemente adquiridas en China”.

Narró que una semana después de hacer su propuesta, el ayuntamiento, de manera precipitada, publicó la licitación en el Diario Oficial de la Federación y semanas después otorgó la concesión a Celsol.

“Nosotros creemos que todo estaba amarrado. También que hubo mucho dinero en esto.  Los hechos así lo demuestran”.

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?