Baja California | 14 de Febrero de 2020

Una de las víctimas más recientes es Sofía Espinoza cuyos familiares confirmaron a través de Facebook que fue localizada sin vida; la joven de 20 años se encontraba desaparecida desde el viernes 31 de enero pasado cuando fue vista por última vez en la colonia Mariano Matamoros de Tijuana. Foto tomada de Facebook

Por

Por 

Ana Lilia Ramírez

Tijuana, 14 de febrero.- En menos de una semana se contabilizaron los asesinatos de 10 mujeres en Tijuana y Mexicali; ocho de los casos ocurrieron en 23 horas del viernes y sábado pasados.

Una de las víctimas más recientes es Sofía Espinoza cuyos familiares confirmaron a través de Facebook que fue localizada sin vida; la joven de 20 años se encontraba desaparecida desde el viernes 31 de enero pasado cuando fue vista por última vez en la colonia Mariano Matamoros de Tijuana.

A través de la fan page Ni Una Más Tijuana y el colectivo de búsqueda Todos Somos Erick se dio la noticia para desactivar la búsqueda que duró 12 días.

El cuerpo de Sofía Espinza fue localizado cuando flotaba en el vaso de la presa Abelardo L. Rodríguez alrededor de las 17 horas de este miércoles 12 de febrero.

El mismo miércoles se reportó el hallazgo del cadáver de otra joven que también se encontraba en calidad de desaparecida. Igual que en el caso de Sofía, en redes sociales se informó que fue identificado en el Servicio Médico Forense el cuerpo de Maritza López, de 21 años, que era buscada desde el 25 de enero; el ultimo lugar donde se le vio fue en la colonia ampliación Guaycura.

El cuerpo de Maritza fue encontrado en calidad de no identificado el pasado 5 de febrero, alrededor de las 07:30 horas en la calle Camino Viejo al Murúa al interior de un auto incendiado donde se localizaron otros dos cadáveres masculinos calcinados en su totalidad.

En lo que va del año suman 18 los homicidios de mujeres sin que haya detenidos, en tanto que la Fiscalía General del Estado no habla de los asesinatos bajo la excusa de guardar secrecía de las investigaciones; se han limitado a informar que se solicitaron órdenes de aprensión para detener a los presuntos asesinos y sin ser giradas por un juez de control.

Racha violenta
La violencia contra las mujeres se desató el pasado viernes 7 de febrero. Entre las víctimas asesinadas se encuentra Marbella Valdez Villarreal, de 20 años, ex estudiante de Derecho de la UABC, quien fue reportada como desaparecida dos días antes; su cuerpo fue localizado el sábado a las 11 horas en un basurero clandestino en la colonia El Tecolote con huellas de violencia, atada por la espalda de manos y pies. Marbella será sepultada el 15 de febrero.

El mismo sábado a las 6:40 horas Genoveva Álvarez fue asesinada; la hirieron en el tórax con un cuchillo, familiares confirmaron que el agresor fue su ex pareja sentimental que llegó al lugar donde la joven estaba trabajando para quitarle la vida. Los deudos iniciaron una pesquisa a través de Facebook para dar con el supuesto agresor a quien identificaron como Jonathan "N" y que aún no ha sido detenido. La joven, quien dejó dos hijos, fue sepultada el 12 de febrero.

También ese día en un comercio ubicado en Paseo Playas -en Playas de Tijuana- a las 20:55 horas un individuo abrió fuego contra una pareja dentro del negocio; la mujer, de unos 45 años que trabajaba en el comercio, falleció. El hombre, quien tenía una relación con fallecida, resultó herido junto con otra mujer; fueron trasladados a un hospital en estado crítico. Presuntamente el atacante era ex pareja de la víctima mortal.

El viernes 7 de febrero se registraron otros cinco homicidios en Mexicali, tres solo en una vivienda de la calle Guanajuato de la colonia de la colonia Pueblo Nuevo fueron tres. Ahí un hombre tocó la puerta y cuando le abrieron disparó y mató a las tres mujeres y dejó lesionada a una adolescente de 14 años.

Otro hecho ocurrió en el Rancho de los Pinos de la colonia Agrícola Castro del Valle; una mujer fue muerta a golpes en la cabeza; además se registró el hallazgo de un cuerpo femenino en el Ejido Chihuahua del Valle de Mexicali, estaba atado de pies y manos.