Baja California | 13 de Agosto de 2019

El Napo Aguirre argumentó además que por falta de monitoreo todavía hay invasión de rutas y la recaudación no es suficiente para cubrir la operación diaria de cada unidad -que tienen costo de 5 millones de pesos- la cual se calcula entre 3 mil y 3 mil 500 pesos. Foto cortesía

Por

Por 

La Jornada Baja California

Tijuana, 13 de agosto.- Desde este martes 13 de agosto se suspendió el servicio de los camiones troncales del Servicio Integral de Transporte de Tijuana (SITT) debido a que la recaudación es insuficiente para costear los 3 mil 500 pesos diarios que cuesta la operación de cada unidad, confirmó el director de la llamada "empresa de empresas", Arturo, El Napo, Aguirre. 

Explicó que fue una decisión "forzada" que tomó el Consejo de Administración de la empresa de empresas y los socios ante la falta de pasajeros y las omisiones del Ayuntamiento que no cumplió con compromisos como contar con una tarjeta de prepago y la falta de monitoreo de operaciones, además de que les retiró rutas para entregárselas a otros concesionarios, entre otros factores.

El Napo Aguirre argumentó además que por falta de monitoreo todavía hay invasión de rutas y la recaudación no es suficiente para cubrir la operación diaria de cada unidad -que tienen costo de 5 millones de pesos- la cual se calcula entre 3 mil y 3 mil 500 pesos.

Admitió que el proyecto "es importante para Tijuana" y debe continuar pero "consideramos que no es factible y en este momento estamos en un periodo en que no podemos más, ya estuvimos platicando con las autoridades y no podemos continuar de esta forma".

El director de la Empresa de Empresas aclaró que seguirán ofreciendo el servicio a la población, pero en unidades comunes del Grupo Calfia, mientras "tenemos la esperanza de que esto mejore, posiblemente en otro momento porque no sale para poder circular estos camiones".