diputados federales | 13 de Febrero de 2020

Protesta de trabajadores jubilados que exigen al gobierno federal que en la reforma laboral se incluya la eliminación del sistema de contratación de empresas conocido como outsourcing. Foto La Jornada de Guerrero

Por

Por 

Andrea Becerril y Víctor Ballinas / La Jornada

Ciudad de México, 13 de febrero.- Durante el Parlamento Abierto en Materia de Subcontratación, representantes del sector cúpula empresarial reconocieron en el Senado malas prácticas y abusos en el outsourcing, pero exigieron no reformar la legislación laboral y solo aplicar la normatividad vigente.

Los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial y de la Confederación Patronal de la República Mexicana, quienes fueron los más insistentes en que no se aprobara en diciembre pasado la reforma para regular el outsourcing y se abriera un periodo de discusión, no se presentaron a esa sesión del Parlamento Abierto, que se prolongó por 12 horas. Enviaron a representantes que se pronunciaron en contra de la reforma propuesta por el senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, e insistieron en que de aprobarse el dictamen se pondrá en riesgo la inversión y la estabilidad laboral.

Con iguales argumentos se manifestaron los dirigentes sindicales de la CTM, Tereso Medina y Claudia Esqueda, quienes aseguraron que la reforma solo tiene fines recaudatorios, "dejando desprotegidos a los trabajadores".

Si fuera empresario, no invertiría, recalcó Medina, mientras Esqueda sostuvo que el IMSS cuenta con recursos suficientes y criticó que el dictamen incluya la obligación del patrón de pagar utilidades que hubiera escamoteado en años anteriores, ya que viola el principio de retroactividad.