Baja California | 13 de Febrero de 2020

Como parte de las modificaciones se acordó que solo se colocarán inmovilizadores a vehículos que no tengan placas, extranjeros o de otros estados. Foto cortesía Ayuntamiento de Tijuana

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 13 de febrero.- El Ayuntamiento local y la empresa Copemsa Tijuana llegaron a un acuerdo para modificar la concesión de estacionómetros celebrada por la pasada administración, con lo que se reduce el contrato de 15 a siete años y medio y que serán contados a partir del 5 de junio de 2019, cuando se firmó el convenio.

En un comunicado, el gobierno municipal refirió que es resultado de las gestiones realizadas por el alcalde, Arturo González Cruz, quien además acordó con la empresa reducir la tarifa de 12 a 10 pesos por una hora o fracción y 5 pesos por media hora adicional o fracción de esta, tarifa que ya se contempla en la Ley de Ingresos para el Municipio de Tijuana para el ejercicio fiscal 2020.

También cambió el horario de operación de estacionómetros, de lunes a viernes, de 8 de la mañana a 6:30 de la tarde.

"Se hicieron adhesiones que no estaban contempladas en el contrato que son mantener abiertas las oficinas de atención al público en un horario de 8 de la mañana a 2:30 de la tarde y los sábados de cada semana para que los ciudadanos puedan acudir a realizar sus pagos en caso de que se le haya impuesto una infracción", informó.

El acuerdo incluye que se brindará al Ayuntamiento acceso electrónico de consulta en línea de los datos que genera el sistema de ingreso en tiempo real para hacer una revisión diaria de los pagos que efectúan los usuarios y el saldo actualizado.

Además, los inmovilizadores de vehículos no podrán ser colocados a los automóviles con placas de Baja California y solo se aplicará a aquellos que carezcan de matrículas o de circulación, porten placas extranjeras o de otros estados de la República Mexicana y que no cubran el pago correspondiente por el estacionamiento en vía pública.

El boletín advierte que los vehículos que sean inmovilizados y no cubran su infracción en el transcurso de 12 horas serán trasladados al corralón de Tránsito Municipal, cuyo costo de arrastre y almacenaje deberá ser cubierto por el infractor, "esto con el propósito de promover la responsabilidad en los ciudadanos".