mundo | 12 de Diciembre de 2019

Podría ser el tercer presidente que enfrente el juicio político. Foto @GOPChairwoman

Por

Por 

David Brooks / La Jornada

Nueva York, 12 de diciembre.- Donald Trump está por pasar a la historia como el cuarto presidente sometido a un proceso de destitución, y el tercero en enfrentar su juicio político.

La cámara de diputados está procediendo para someter a voto los cargos formales que ameritan la destitución de un presidente la próxima semana. Si, como se espera, la mayoría demócrata de la cámara baja aprueba los cargos, Trump quedará oficialmente “impeached”.

El debate para finalizar y aprobar los cargos en el Comité Judicial de la Cámara baja inició la noche del miércoles y continuó a lo largo del jueves, en una sesión maratónica en la que el debate frecuentemente se redujo a intercambio de acusaciones e insultos, y repetición de las mismas posiciones a favor y en contra del impeachment.

Se espera que esta misma noche la sesión culmine con la aprobación de ambos cargos –abuso de poder y obstrucción del Congreso.

El cargo de abuso de poder afirma que la conducta del presidente, después de detallar el uso de su puesto para beneficio personal en la próxima elección al invitar la interferencia ucraniana, declara que Trump “permanecerá siendo una amenaza a la seguridad nacional y a la Constitución si le es permitido mantener su puesto, y ha actuado de una manera gravemente incompatible con el autogobierno y el imperio de la ley”.

Al aprobarse por el comité, los cargos serán enviados al pleno de la Cámara baja para su aprobación, tan pronto como la próxima semana.

Tormenta de tuits… hasta en contra de Greta Thunberg

Mientras eso sucedía, el acusado Trump emitió una tormenta de más de 80 tuits y retuits en sólo tres horas (no superó sus 99 tuits del domingo), la mayoría de ellos denunciando el proceso en su contra, y también apuntando su ametralladora verbal a otros temas, entre ellos contra una menor de edad, de 16 años, que le provocó envidia.

Aparentemente quejándose de que él no ganó el nombramiento de la revista Time como “Persona del Año” (estaba entre los cinco finalistas) calificó como “tan ridículo” ese reconocimiento otorgado a la activista del cambio climático Greta Thunberg.

“Greta debe trabajar su problema de control de enojo, y después ir a una película del estilo viejo con una amistad. Tranquila Greta, Tranquila” escribió.

Thunberg respondió de inmediato cambiando su perfil en Twitter a: “Una adolescente trabajando en su problema de control de enojo. Actualmente tranquila y viendo una buena película del estilo viejo con una amistad”.

Trump tiene una peculiar obsesión respecto a estar en la portada de Time y llegó a tal extremo que en 2009 inventó una portada falsa con su imagen y la colgó en varios de sus clubes de golf.

Regresando al tema del impeachment, hoy tuiteó reiterando que “No hice nada malo. Será el primer impeachment donde no hubo delito… Locura”.

Al mismo tiempo, Trump está contemplando integrar a su equipo de abogados para su juicio político al controvertido litigante Alan Dershowitz -profesor emérito de leyes en Harvard y defensor de Trump.

Dershowitz estuvo en el equipo de defensa de O.J. Simpson y más recientemente en defensa de su amigo Jeffrey Epstein, quien se suicidió en su celda hace poco, al enfrentar un juicio por sus múltiples relaciones con mujeres menores de edad.

Una de las principales acusadoras de Epstein, Virginia Roberts Giuffre, alega en documentos judiciales que ella fue “prestada” por Epstein a Dershowitz para hacerle favores sexuales, lo cual el abogado tajantemente niega.

Medios, por el impeachment

Varios medios y organizaciones ya se han proclamado a favor del impeachment en los últimos días, entre ellos el Los Ángeles Times y el Boston Globe.

Este último concluyó en un editorial que “Los hechos demuestran que el presidente ha amenazado los valores centrales de este país y la integridad de nuestra democracia”

También se sumaron el New York Times y el Washington Post, a favor de que avance el proceso a un juicio político.

Para la noche anterior al voto, que se espera la próxima semana ante el pleno de la cámara baja, ya se están organizando una serie de marchas y manifestaciones en cientos de ciudades (ya están programadas más de 430) a través del país bajo el lema “Nadie está por encima de la ley”, en apoyo del voto por el impeachment de Trump, impulsado por una coalición de organizaciones desde MoveOn.org a Greenpeace al Women’s March [www.Impeach.org].

Si todo sigue tal como se pronostica, el Senado, al recibir los cargos aprobados por la Cámara baja, realizaría un juicio político al presidente a principios de 2020, en el que se supone que la mayoría republicana lo absolverá.

Corrupción

En lo que algunos políticos, historiadores y expertos repetidamente han calificado como uno de los presidentes más corruptos en tiempos modernos, la noticia de otro acto corrupto que, en cualquier otra presidencia, sería nota principal, pasó casi en silencio.

La fiscalía estatal de Nueva York informó el martes que Trump cumplió con una orden de un juez estatal de Nueva York, pagando 2 millones de dólares en daños por robarse fondos de su propia entidad caritativa, la Fundacion Trump, para otros propósitos, incluyendo pagar retratos pintados de él, gastos de sus negocios y de su campaña electoral de 2016.

Todo eso no frenó que un día antes, el régimen de Trump afirmara, en declaración de su secretario de Estado, Mike Pompeo, que “en este Día Internacional de Corrupción, reafirmamos nuestros compromiso para prevenir y combatir la corrupción globalmente”.