méxico | 12 de Noviembre de 2019

Morales agradeció a las autoridades y pueblo de México, en especial a López Obrador, por salvarle la vida. Foto Alfredo Domínguez / La Jornada

Por

Por 

Arturo Cano, César Arellano García y Ana Langner / La Jornada

Ciudad de México, 12 de noviembre.- Evo Morales reveló que un día antes de que presentara su renuncia, un militar de su equipo de seguridad le advirtió que le habían ofrecido 50 mil dólares por entregar al entonces presidente de Bolivia.

La advertencia del militar ocurrió el sábado 9 de noviembre en Cochabamba, relató Morales. De ahí que el asilo político en México significó salvar la vida, dijo el ahora ex mandatario.

"Muy satisfecho, contento por darme esta seguridad salvándome la vida. Muchas gracias", agregó en la grabación. "Hermano canciller, muchas gracias por salvarnos la vida", dijo en la Ciudad de México, dirigiéndose al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Subrayó que gracias al presidente Andrés Manuel López Obrador pudo sobrevivir tras el golpe que lo depuso.

Morales contó el episodio en un video que grabó en el avión mexicano en ruta hacia México y luego repitió el relato en su mensaje a la prensa, en el aeropuerto Benito Juárez.

El ex mandatario también relató el ambiente de terror que se vivió el fin de semana.

"Durante tres semanas quemaron tribunales electorales, ánforas, actas de las elecciones, quemaron sedes sindicales, quemaron casas de nuestras autoridades, del Movimiento al Socialismo, instrumento político por la soberanía del pueblo. Saquearon y quemaron la casa de mi hermana", relató.

"Anteayer saquearon mi casa en Cochabamba, Bolivia. Otra pequeña casa intentaron saquear y quemar. Gracias a los vecinos la protegieron, estoy muy agradecido por la defensa del pueblo".

Se vivió "amedrentamiento, intimidación, escarmiento. Hicieron renunciar a nuestros alcaldes de ciudades importantes, como Sucre".

Dijo que alcaldes y gobernadores no renunciaron por cobardes, "sino de tantas represalías contra las familias, contra los niños, secuestros, amenazas de quemarlos hasta que autoridades y dirigentes sindicales renunciaran. Toda una política de escarmiento".

Agregó que para que no haya más hechos de sangre en Bolivia, más enfrentamientos decidió renunciar por esos pueblos. "Estamos agradecidos porque el presidente de México, por el bien del pueblo boliviano, me salvó la vida", subrayó.

Gracias por salvarme la vida
"Muchas gracias por salvarme la vida", dijo a su llegada a México el ex presidente boliviano. Poco después de las 11 de la mañana aterrizó el avión de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) que lo trasladó desde Cochabamba, tras un azaroso itinerario entre la noche del lunes y la mañana de este martes.

La nave se estacionó en el antiguo Hangar Presidencial, ahora Sexto Grupo Aéreo, las instalaciones que se utilizan para recibir a jefes de Estado que visitan el país, a un costado de la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Apenas bajó del avión, Morales saludó y abrazó al canciller Marcelo Ebrard, quien le dio la bienvenida.

En el avión también viajó la hija de Morales, Evaliz Morales Alvarado, el ex vicepresidente Álvaro García Linera y la ex ministra de Salud, Gabriela Montaño.

La aeronave en la que voló el ex mandatario de Bolivia y demás autoridades es una Gulfstream 550, matrícula XC-LOK y número de registro 3916.

Ebrard dijo que es un día de alegría, porque el asilo que se le ofreció a Evo Morales ha sido efectivo "y ya está aquí en tierras mexicanas, en donde gozará de libertad, seguridad,  integridad y protección a su vida, que son las causas que nos animan. Bienvenido Evo, un saludo del presidente (Andrés Manuel) López Obrador y de todo el pueblo de México".