Baja California | 12 de Julio de 2019

Frente al micrófono, Carlos Tirado Pineda, dirigente de los pescadores. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 12 de julio.- A cinco meses y medio de no recibir la compensación federal ni el permiso para salir a trabajar al mar, los pescadores residentes del Alto Golfo de California solicitaron ayuda a instituciones nacionales e internacionales.

Desde abril de 2015, el gobierno federal decretó una veda total de pesca en la parte norte del Mar de Cortés, por lo que los pescadores fueron indemnizados con un subsidio que recibirían mensualmente, hasta el momento que les permitieran regresar al mar.

El presidente de la Federación de Pescadores de la Reserva de la Biosfera del Golfo de Santa Clara, Sonora, Carlos Tirado Pineda, informó que el 28 de noviembre pasado el actual gobierno se comprometió a pagar la compensación los meses de diciembre de 2018 y enero de 2019.

Sin embargo, el compromiso firmado se cumplió a medias, porque ese pago que les hicieron hasta marzo, solamente incluía la mitad de lo correspondiente a enero, expuso el pescador.

Hasta la fecha el actual gobierno no les ha pagado la mitad de enero, además de los meses de febrero, marzo, abril, mayo, junio y lo que va de julio y tampoco les permiten salir a pescar; la crisis en San Felipe y Santa Clara se agrava cada día, añadió.

La situación es peor, porque recientemente, el pasado 30 de junio, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura (UNESCO), incluyó a las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California, en la lista del Patrimonio Mundial en Peligro, debido a la preocupación por la inminente extinción de la vaquita marina, de cuya especie solamente quedan diez ejemplares vivos.

La mañana de este 12 de julio, además de pedir ayuda a las autoridades mexicanas, los pescadores organizados solicitaron el auxilio de organismos internacionales, como la UNESCO, la

Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora (CITES), el Convenio de Diversidad Biológica (CBD), la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica del Departamento del Comercio de Estados Unidos (NOAA) y a la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Asimismo, instaron al gobierno federal para que de una vez por todas defina su postura: o continúa con el pago de la compensación o defina un arte de pesca para que los lugareños puedan regresar a trabajar al mar.

El pescador de San Felipe, mencionó que con la declaración de Patrimonio Mundial en Peligro decretado por la UNESCO al Alto Golfo de California, se acentúa el riesgo de que Estados Unidos implemente la prohibición de comprar productos marinos de cualquier parte de México.

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?