méxico | 11 de Noviembre de 2019

Facsímil de la factura entregada vía transparencia por la compra de bebidas gaseosas, agua purificada, nueces y galletas. Foto La Jornada

Por

Por 

Sandra Hernández García / La Jornada
Ciudad de México, 11 de noviembre.- Pese a los principios de austeridad republicana, el Congreso de la Ciudad de México, conmayoría de Morena, adquirió a sobreprecio botellas y latas de refresco.

De acuerdo con una factura emitida el 8 de agosto pasado, las autoridades legislativas prefirieron la adquisición de bebidas con precios unitarios más caros de los que se ofrecen en tiendas de autoservicio o supermercados.

En el documento, obtenido vía transparencia, se enlista la compra de diversos productos de bebidas gaseosas. Por ejemplo, se adquirieron 300 botellas de tres litros de refresco sabor cola a un precio unitario de 53 pesos. Sin embargo, en tiendas de abasto el precio del mismo producto se costea a 39 pesos.

Otro caso es la adquisición de 525 paquetes de 12 latas de refresco sabor cola de 355 mililitros; el precio unitario de cada paquete, de acuerdo con la factura, es de 183 pesos, cuando en tiendas de autoservicio el mismo producto cuesta 162 pesos.

Asimismo, se adquirieron 150 paquetes de 12 latas de refresco sabor cola light de 355 mililitros a un costo unitario de 183 pesos; este producto se puede adquirir a 162 pesos en tiendas de abasto.

También se adquirieron 2 mil paquetes de 568 gramos de galletas surtido casero marca Juanita a un costo unitario de 59.50 pesos. Este mismo producto se puede adquirir a 27.7 pesos en supermercados.

El único precio que coincide conforme a lo ofertado en tiendas de autoservicio es el paquete de 12 latas de refresco de manzana de 355 mililitros con costo de 183 pesos.

Compran caro

De acuerdo con precios en tiendas de autoservicio, los costos de refrescos de sabor y agua purificada pueden adquirirse a precios más económicos que los que compró el Congreso capitalino.

La misma factura de compra refiere que se adquirieron botellas de tres litros de refresco de diferentes sabores a un precio unitario de 47 pesos. En tiendas, este producto cuesta entre 25 y 37 pesos, dependiendo de la marca y el sabor, ya sea naranja, manzana o lima limón.

Se adquirieron paquetes de 24 piezas de agua purificada de 330 mililitros a un costo de 128 pesos cada uno. En tiendas se corroboró que una caja de 24 piezas con medio litro de agua purificada cada una marca Great Value puede adquirirse en 50 pesos.

Además, se adquirieron 40 frascos de 1.33 kilogramos de nueces surtidas a un costo unitario de 650 pesos. En tiendas de autoservicio el contenedor de 1.13 kilos tiene un costo de 449 pesos.

En total, todos los productos mencionados fueron facturados por un costo de 425 mil 670 pesos a cargo del erario.

La Ley de Austeridad aprobada por el Congreso capitalino, con mayoría de Morena, establece que "la austeridad es una política de Estado cuyo fin es eliminar los excesos en el gasto público para rencauzar dichos recursos en prioridades de gasto, encaminadas a la atención de las necesidades de los habitantes de la ciudad, sin que implique la afectación de la buena administración".