Baja California | 10 de Octubre de 2015

Presidente de El Colef, Tonatiuh Guillén, asegura que no habrá tolerancia para ninguna falta académica Foto Gabriela Martínez

Por

Por 

Gabriela Martínez

Tijuana, 10 de octubre.- La denuncia del presunto plagio en contra de dos investigadores del Colegio de la Frontera Norte (Colef) es investigada por el órgano interno del instituto académico, pero el presidente, Tonatiuh Guillén, pidió que el caso se mantenga en las instancias competentes y no se convierta en un “tribunal de mano alzada”. 

Para el doctor en Ciencias Sociales, antes de realizar señalamientos públicos se debe concluir la investigación y determinar si se cometió plagio; de confirmarse la acusación, aseguró que el Colegio no tolerará ninguna falta. 

“Cualquier falta académica es inaceptable .Todos somos servidores públicos, sujetos a normas y principios. Tan incorrecto es una falta académica como la arbitrariedad, pero cuando hablo de arbitrariedad me refiero a que cualquier falta no debe estar sometida a juicios de mano alzada sino a un debido proceso”, advirtió el académico. 

Guillén aseguró que el respeto al debido proceso es “una larga pelea” que ha mantenido la institución, incluso el país entero, por eso prefirió no hablar de sanciones hasta que sean las instancias competentes, en este caso el órgano interno, quienes dicten una resolución.

“Entonces, en este caso, (los investigadores) están sujetos a ese marco y esas normas. Y cuando se presenta este escenario, la instancia que tiene que resolver es nuestro órgano interno de control, pero será hasta que resuelva cuando presentemos nuestra postura sobre su caso (el de los dos investigadores) en particular”, señaló. 

Esta  semana, 34 investigadores del colegio firmaron una solicitud dirigida a la Junta de Honor del Sistema Nacional de Investigadores y al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para intervenir en el caso de un presunto plagio, en perjuicio de un ex alumno. 

Cuauhtémoc Calderón Villarreal, investigador del Nivel III en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Conacyt, y miembro de la Comisión Dictaminadora del Área V, que corresponde a Ciencias Sociales, y Leticia Hernández Bielma, son señalados como los responsables de  utilizar  y copiar información de un trabajo elaborado por el ex estudiante.