Baja California | 09 de Diciembre de 2019

El costo del equipo es de hasta mil dólares y el servicio de vigilancia oscila en los 300 pesos mensuales, informaron en conferencia los funcionarios y empresarios. Foto Ana Lilia Ramírez

Por

Por 

Ana Lilia Ramírez

Tijuana, 9 de diciembre.- Para prevenir asaltos y delitos dentro de restaurantes, alrededor de 50 establecimientos colocaron cámaras de seguridad para integrarse al "Programa de Vigilancia Corporativa"; el equipo estará conectado en tiempo real al C2 de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, informó el titular de la dependencia, Jorge Ayón Monsalve.

"Lo que queremos es evitar que existan asaltos dentro de los restaurantes y comercios pero obviamente le vamos a dar mayor tranquilidad y seguridad a la ciudadanía sabiendo que a los lugares en donde ellos acudan hay una vigilancia permanente", especificó.

La inversión de las cámaras de seguridad fue de un millón de pesos y se realizó a través del programa fondos Tijuana en coordinación con la Canirac, y de acuerdo con el presidente del organismo, Miguel Ángel Badiola, están enlazadas a un teléfono celular.

En caso de que se presente un incidente delincuencial, los afectados podrán solicitar la intervención policiaca a través de un botón de emergencia, informó Badiola.

Con estas cámaras suman a 800 los puntos de vídeo vigilancia con los que cuenta la ciudad. José Antonio Campa, quien es el director del C2, informó que se podrán incorporar los restaurantes y todas las empresas de diferentes rubros que cuenten con cámaras de vigilancia compatibles con la plataforma.

"Hacer alianza con los diversos sectores de la economía que mueve a Tijuana para fortalecer la vídeo Vigilancia. Hoy toca el turno a la cámara restaurantera, también queremos hacer extensivo que lo vamos a hacer con empresas de la industria maquiladora y con las tiendas de conveniencia", dijo.

Los empresarios podrán adquirir cámaras de vigilancia con 100 y hasta mil dólares, con la ventaja de estar  conectados al C2. El  con un costo desde los 300 pesos mensuales a una empresa privada, el precio mensual varía dependiendo de la capacidad de almacenamiento de vídeo, de hasta siete días.