cultura | 08 de Diciembre de 2019

Jorge Heras y Antonio Heras durante la premiación que se llevó a cabo en el teatro de la Casa de la Cultura de Mexicali. Foto La Jornada

Por

Por 

Redacción
Mexicali, 8 de diciembre.- Luego de cuatro años de permanecer en prisión, Josefa Morales escuchó su nombre y salió de su celda para enterarse que estaba en libertad por desvanecimiento de pruebas en la acusación de quebranto patrimonial al Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado (CecyteBC). Su acusador, el gobierno de Baja California, ni siquiera se disculpó.

Por esta historia que se centra en tres de los seis involucrados que han sido exonerados penal y administrativamente en este caso, los periodistas Jorge Heras y Antonio Heras recibieron este sábado en Mexicali, Baja California, el premio México de Periodismo 2019 "Ricardo Flores Magón", en el género de reportaje.

La premiación se llevó a cabo en el teatro de la Casa de la Cultura de Mexicali, en donde se reunieron periodistas de todo el país, quienes obtuvieron reconocimientos en diversos géneros periodísticos como crónica, nota, columna y cartón.

El premio fue entregado por Colilá Eguía, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de la República Mexicana.

Detrás de esta historia se encuentra la negativa de asignar contratos a modo a empresas vinculadas a funcionarios estatales de la Secretaría de Educación de ese entonces, consideró en entrevista Antonio Heras, corresponsal de La Jornada.

La auditoría gubernamental pretextó supuestas obras no realizadas y facturas que consideró apócrifas, pero nunca probó nada, solo señalamientos sin base, de acuerdo a los tribunales administrativo y judicial, agregó.

Morales, contadora pública por la UABC y directora de Finanzas del CecyteBC fue detenida el 9 de mayo de 2009 en la garita de Mexicali-Calexico cuando llevaba a su madre al doctor. Fue liberada en abril de 2013.

Es una de los seis ex funcionarios que enfrentaron juicios penales y procedimientos administrativos, quienes fueron exonerados pues las acusaciones partieron de los resultados de una auditoría gubernamental que se demostró carente de pruebas.

El director del sistema CecyteBC, Carlos Jiménez Payán, fue arrestado en los sótanos del edificio del Poder Ejecutivo cuando lo llamaron de urgencia a una reunión con el secretario de Gobierno, José Francisco Blake Mora. Estuvo preso tres meses y al salir para enfrentar su proceso en libertad cruzó a Estados Unidos, donde se mantiene desde hace una década.