Baja California | 07 de Noviembre de 2019

El director ejecutivo del Smart Border Coalition urgió a agilizar los trabajos. Foto Ángel Ramírez

Por

Por 

Ángel Ramírez

Tijuana, 7 de noviembre.- “Los trabajos para agilizar los cruces fronterizos, tanto en la antigua Puerta México, como darle continuidad al proyecto de Otay II por parte del país urgen a la región, ya que se ha visto muy poco movimiento en el último año y resulta apremiante”, así lo subrayó Gustavo de la Fuente, director ejecutivo del Smart Border Coalition, luego de participar en la reunión bimensual del organismo.

Afirmó que autoridades estadunidenses pretenden concluir al 100% la modernización de la garita San Ysidro y presentarla en una ceremonia el próximo 17 de diciembre.

En la zona de Puerta de México, del puerto de entrada se requiere que de este lado de la frontera se realicen los trabajos correspondientes, para habilitar los carriles restantes que permitan el cruce hacia Estados Unidos.

“Sé –apremió– que el proyecto lo trae la SCT (Secretaría de Comunicaciones y Transportes), pero no he visto que se haya demolido, y si no se habilita el lado oeste, el cuello de botella será peor. Es una urgencia, sin duda, y sería muy bueno que la SCT nos informara”.

Agregó que “se nos ha dicho que la parte mexicana va a estar lista en diciembre, pero no hemos visto ningún movimiento ahí, y parte de la razón de ser de organizaciones como Smart Border es preguntar qué está sucediendo, porque hemos estado escuchando mucho del lado americano, y muy poco del lado mexicano”.

Refirió que Smart Border Coalition tiene la misión de facilitar e impulsar proyectos e iniciativas para tener cruces fronterizos más eficientes, por lo que están a la espera de que el gobierno mexicano dé alguna información sobre avances.

La visión del organismo, dijo, “es que esta frontera sea la más innovadora del mundo y, aunque falta mucho por hacer, ha habido algunos indicios y ejemplos de que la colaboración binacional está avanzando hacia esa visión”.

En el caso del proyecto de garita Otay II, resaltó que el gobierno norteamericano va mucho más avanzado, mientras que a México le falta la adquisición de los terrenos y se desconoce el estado que guarda.

Además, añadió, tendrán que sentarse a la mesa con el lado estadounidense, para definir el modelo financiero.
“Sabemos –enfatizó– que tenemos autoridades recién entradas, que están trabajando, y habrá que ver qué detalles nos van a dar. He visto voluntad y alineación con el gobierno federal, lo cual va a ayudar a que el proyecto tome otro cauce, porque estuvo estancado en el último año”.

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?