méxico | 07 de Mayo de 2019

" ¡Imagínense si no entrego bien los resultados, no están bien las cuentas, no cumplió y vámonos!" comentó el presidente como parte de su respuesta a los manifestantes del domingo. Foto Luis Castillo / La Jornada

Por

Por 

Alonso Urrutia / La Jornada

Ciudad de México, 7 de mayo. Sin que mediara pregunta alguna, el presidente Andrés Manuel López Obrador retomó este martes el tema de las movilizaciones en contra de su gobierno para señalar que los manifestantes del domingo tendrán dentro de dos años la opción de votar por la revocación de su mandato.

“Me faltó decirles a los que se manifestaron que no sólo tienen su derecho a manifestarse sino que por primera vez en la historia de México, se va a tener derecho a la revocación del mandato. O sea en dos años van a tener ellos la oportunidad de decidir, porque el pueblo quita y el pueblo pone”.

El mandatario federal, no obstante, volvió a cuestionar algunos términos de la movilización: “no a la hipocresía y no al racismo ni al clasismo. Hay mucho atraso, esa manta de decir ¡los que votaron por AMLO no tienen cerebro. No se midieron no, no, no. Es un pensamiento retrógrada”.

Insistió en que la lucha contra la corrupción es lo que ha motivado molestia, “cuando hablo de que la corrupción es una enfermedad es eso. Lo primero que se tiene que hacer es aceptar que se está enfermo para poder tratarse, es reconocerlo”.

López Obrador ponderó como parte de las cosas “muy buenas de la marcha, primero la pasión, la voluntad de protestar. Eso es lo bueno, no quedarse callados. Lo otro es que así hay más democracia".

En su conferencia matutina, el jefe del Ejecutivo apuntó: "se me pasó ayer recordar esto, de que viene la revocación del mandato. ¡Imagínense si no entrego bien los resultados, no están bien las cuentas, no cumplió y vámonos! No estoy aquí por ambición al poder, muy contrario de lo que pensaban mis adversarios yo estoy aquí por mis principios, convicciones, ideales, por eso tampoco cedo”.

Por eso, señaló, se va a poner fin al bandidaje, a la política de saqueo, porque “¡imagínense venir de tantos años de lucha para terminar como un mediocre uno más! ¡Que yo me vaya a la historia como se han ido muchos al basurero de la historia!”, dijo.