méxico | 05 de Agosto de 2019

El gobierno mexicano analiza la posibilidad de presentar una denuncia internacional por este delito, indicó el secretario de Relaciones Exteriores Foto Pablo Ramos / La Jornada

Por

Por 

Emir Olivares Alonso / La Jornada
Ciudad de México. 5 de agosto. Para el gobierno mexicano, el tiroteo en El Paso, Texas, es un acto terrorista contra connacionales, por lo que se analiza la posibilidad de presentar una denuncia internacional por este delito, a fin de que el o los responsables puedan ser extraditados a México, señaló el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubon.
 
Se trata, enfatizó el funcionario, de la primera demanda de esta naturaleza en la historia de la relación entre México y Estados Unidos, y permitirá a nuestro país tener acceso a toda la información correspondiente a la investigación para valorar si hay otros involucrados que pongan en riesgo la vida de mexicanos que radican en aquella nación con ataques similares.
 
El canciller ofreció un mensaje a medios de comunicación para fijar la postura del gobierno mexicano frente a estos crímenes. Informó que el ataque había dejado hasta la tarde de ayer siete mexicanos asesinados y siete con heridas de consideración, por lo que para México el hombre que el pasado sábado abrió fuego contra personas de habla hispana en un centro comercial de aquella ciudad estadunidense es un terrorista.
 
A armar el expediente
 
La cancillería brindará toda la información necesaria para que la Fiscalía General de la República (FGR) pueda interponer una demanda en Estados Unidos por el delito de terrorismo.
 
“Consideramos que fue un acto de terrorismo en contra de la comunidad mexicano-estadunidense y de connacionales que radican en Estados Unidos (...).
 
Hemos estado en comunicación, respetando el ámbito de acción de la FGR, para proporcionarles en el transcurso del día de hoy (ayer) y en las próximas horas toda la información necesaria para que puedan, si así lo decide el fiscal general de la República (Alejandro Gertz Manero), iniciar la denuncia por terrorismo en contra de nacionales de México en territorio de Estados Unidos".
 
Corresponderá a la FGR, precisó el canciller, valorar si existen elementos para solicitar la extradición del autor o los autores de este hecho, debido a que se actuó contra connacionales en aquel país. Será una decisión que se tome en su momento, pero que nadie se extrañe, para México este individuo es un terrorista.
 
Agregó que la SRE entregará al gobierno de Donald Trump una nota diplomática, respetuosa, pero firme, para solicitar una posición clara y contundente de la administración estadunidense contra los crímenes de odio.
 
Después de esto, el canciller dio a conocer en su cuenta de Twitter los nombres de los siete mexicanos asesinados: María Eugenia Legarreta Rothe, de Chihuahua, Chihuahua; Sara Esther Regalado, Gloria Irma Márquez e Iván Filiberto Manzano, los tres de Ciudad Juárez, Chihuahua; Elsa Mendoza de la Mora, de Yepomera, Chihuahua; Jorge Calvillo García, de Torreón, Coahuila, y Adolfo Cerros Hernández, de Aguascalientes, Aguascalientes.
 
Informó además que este lunes viajará a El Paso para reuirse con los afectados y brindarles el apoyo del gobierno mexicano.
 
Durante su mensaje, Ebrard Casaubon dijo que el gobierno mexicano también promoverá acciones legales contra quienes resulten responsables por la venta del arma de asalto al presunto autor de los crímenes, y pedirá acceso a la investigación para conocer cómo se vendió y llegó a sus manos esa arma. Esto, para saber si la autoridad estadunidense tenía conocimiento del potencial peligro del comprador.
 
A nombre del gobierno y el pueblo mexicanos, el funcionario federal condenó los ataques tanto en El Paso como en Dayton, Ohio, y Chicago, Illinois; los dos últimos suscitados en las primeras horas del domingo.
 
Autoridades diplomáticas mexicanas darán apoyo a los familiares de las víctimas, y se realizarán reuniones emergentes en los consulados de México en aquel país comenzando por los de Texas, California, Chicago, Nueva York y Atlanta.
 
El gobierno mexicano promoverá que se realice un encuentro entre las autoridades de todos los países de habla hispana que tienen comunidades en Estados Unidos para promover la defensa correcta de sus connacionales con base en la Ley de Derechos y Cultura de Habla Hispana de ese país.
 
México está indignado, pero no proponemos el odio contra el odio, actuaremos con la razón y en apego a la ley, con firmeza, enfatizó.