Baja California | 03 de Octubre de 2019

En 2005 las cifras de la Patrulla Fronteriza registraban 3 mil 600 muertos en su intento por cruzar a Estados Unidos. Foto tomada de @CBP

Por

Por 

Antonio Heras / La Jornada
Tijuana, 3 de octubre.- La ofensiva militar del gobierno de Estados Unidos contra la migración proveniente de México comenzó hace 25 años con la Operación Guardián en la frontera de San Diego, California, cuyo resultado ha dejado 8 mil 300 muertos y 5 mil 700 desaparecidos, señaló el Comité de Servicios Amigos Americanos en San Diego, mientras la Coalición de Comunidades Fronterizas del Suroeste indica que al menos hay 7 mil decesos.

Hace 25 años Washington empezó a aplicar el operativo para sellar la frontera de California y desviar el tráfico de indocumentados a lugares inhóspitos y peligrosos, como las montañas de Tecate, el desierto de Mexicali y por San Luis Río Colorado, Sonora.

El 1° de octubre de 1994, al empezar el año fiscal estadunidense, se inició la Operación Guardián, lo que permitió dotar de mayor personal, equipo, tecnología de punta y armamento a la Patrulla Fronteriza en esta zona limítrofe.

Claudia Smith, una de las luchadoras históricas contra ese programa, advirtió que esta medida no redujo ni desalentó el cruce de migrantes, como aseguraba Washington, “y no se vislumbra tampoco ninguna solución de fondo”, pues las muertes continúan.

En 2005 las cifras de la Patrulla Fronteriza registraban 3 mil 600 muertos en su intento por cruzar a Estados Unidos, aunque organizaciones estimaban que la cifra era cercana a los 10 mil decesos.