Baja California | 02 de Diciembre de 2019

La niña fue registrada en la misma oficialía donde sus mamás contrajeron matrimonio hace unos años. Foto Cortesía

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 2 de diciembre.– Por primera vez en la historia de Mexicali, el Registro Civil otorgó un acta de nacimiento de una bebé con dos madres unidas en matrimonio, informó el abogado José Luis Márquez Saavedra.

Con esto, los criterios hacia las personas homosexuales cambiaron radicalmente en el actual gobierno, reconoció el representante de la recién creada familia homoparental.

El abogado detalló que las dos mamás son profesionistas que durante el trienio pasado decidieron casarse por la vía civil, pero lo lograron mediante un amparo que les concedió la justicia federal, pues obligó al Ayuntamiento de Mexicali a otorgar el matrimonio.

Una vez casadas, las mujeres decidieron que una de ellas se embarazaría, por lo que el pasado 28 de octubre nació una bebé a la que llamaron Valeria.

Hubo baby shower y bienvenida en entorno familiar, y lo que sigue es dar de alta a la niña en el Seguro Social, relató el abogado.

El profesional que se ha especializado en los derechos humanos de personas homosexuales, recordó que en el 2017, en Tijuana hubo un caso de una niña registrada con dos madres, pero lo lograron mediante la obtención de un amparo.

En el caso reciente de Mexicali, el Ayuntamiento desde la petición inicial reconoció el derecho que tienen las dos mamás a registrar a su hija, por lo que recibieron el acta de nacimiento con el nombre de ambas mujeres.

La niña fue registrada en la misma oficialía donde sus mamás contrajeron matrimonio hace unos años.

Asimismo, Márquez Saavedra, recordó que el pasado 23 de octubre, por primera vez la autoridad de Baja California otorgó una niña en adopción a una pareja de mujeres.

Pendiente está otra solicitud de adopción en Mexicali, con el caso de Víctor Espinoza y Fernando Urías, petición que sigue su proceso con normalidad, expuso el abogado. 

Sondeo

Ante la escasez de agua en Tijuana, ¿aceptas reducir tu consumo para no agotar la reserva?