méxico | 02 de Julio de 2020

Según la información actualizada, ya suman 28 las personas muertas y tres lesionadas. Foto La Jornada

Por

Por 

Alma E. Muñoz y Alonso Urrutia / La Jornada

Ciudad de México, 2 de julio.- La masacre que perpetró un grupo armado en un centro de rehabilitación en Guanajuato fue “muy fuerte”, y la situación en el estado es tan grave que se requiere una revisión sobre el funcionamiento de los órganos encargados de impartir justicia en la entidad para determinar si no hay contubernio entre autoridad y delincuencia organizada, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador. Señaló que se mantendrá el apoyo del gobierno federal, pero el llamado es “a que se trabaje de manera coordinada”.

Informó que ayer la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, habló con el gobernador del estado, Diego Sinhue Rodríguez, “y se va a buscar que se mantenga el apoyo del gobierno federal. Lo tenemos que hacer, es nuestra responsabilidad proteger a la gente de Guanajuato, también con la recomendación respetuosa de que se haga una revisión sobre el funcionamiento de los órganos encargados de impartir justicia” en la entidad.

Afirmó que “eso no es injerencismo, nosotros no vamos a recomendar a nadie. Eso tiene que surgir del propio gobierno, que es el gobierno de un estado libre y soberano, pero sí hay que hacer cambios, porque así lo exigen las circunstancias para resolver el tema de Guanajuato”. Subrayó que no abandonará al pueblo guanajuatense y elementos de las Secretarías de la Defensa Nacional, de la Marina y de la Guardia Nacional seguirán protegiendo a la población.  

Dijo que el problema en el estado se dejó crecer y “hay que ver si no hay contubernio. Es decir, asociación delictuosa entre delincuencia y autoridad, porque una de las cosas que se debe de evitar es esa asociación delictuosa, tiene que haber línea de división, tiene que pintarse la raya. Una cosa es la delincuencia y otra cosa la autoridad”, señaló.

Señaló que sí hay una confrontación de bandas y “son agresiones entre ellos en la mayoría de los casos, pero no queremos que nadie pierda la vida”.

El titular del Ejecutivo aseguró que el asesinato de al menos 24 internos de un centro clandestino de rehabilitación de adictos –la mayoría jóvenes “fue muy fuerte… Es una situación muy grave lo que se está padeciendo en Guanajuato, vamos a seguir apoyado. Esto no tiene que ver con cuestiones políticas, partidistas.

“Nada más, el llamado es a que se trabaje de manera coordinada”, y recomendó a los gobernadores que encabecen las reuniones de gabinete de seguridad y no deleguen esa responsabilidad. “Que vayan a las reuniones, que ellos las encabecen, está un representante de la Secretaría de la Defensa, de Seguridad Pública, de Marina, de la Guardia Nacional, que trabajen de manera coordinada, porque hay casos en donde no van”. No quiso abundar, porque “no se trata de culpar, sino de que se trabaje de manera conjunta de verdad, que se haga a un lado la hipocresía”.
López Obrador afirmó que la masacre de ayer fue “fuertísimo” y reiteró el alto promedio de homicidios que registra Guanajuato a nivel nacional. “Ayer fue una cosa…”, 36 por ciento de los 92  homicidios que hubo en el país ocurrieron  en ese estado. En tanto que 14 entidades no registraron ninguno.

Según la información actualizada, ya suman 28 las personas muertas y tres lesionadas.