Baja California | 23 de Febrero de 2015

Funcionarios en reunión sobre asuntos del Boulevard Costero
Funcionarios en reunión sobre asuntos del Boulevard Costero Foto Edgar Lima

Por

Por 

Lorena Lamas

Ensenada, 23 de enero.- Pérdidas económicas que van de 65 a 90 por ciento han registrado comerciantes desde que el gobierno del estado inició obras de remodelación en plena zona turística de Ensenada. 

A unos días de que inicie la temporada vacacional de Semana Santa, los propietarios pidieron a las autoridades estatales que suspendan los trabajos de construcción durante los días de mayor afluencia de visitantes, del 26 de marzo al 6 de abril.

En una reunión celebrada este lunes entre propietarios y autoridades estatales, se contabilizaron 80 negocios que han resentido un descenso considerable en las ventas por la falta de clientes.

Lo anterior, debido a que la zona está totalmente en reparación y el carril que anteriormente se usaba como estacionamiento, quedó habilitado para la circulación vehicular.

“Yo no sé los demás, pero la primera semana me bajó la clientela un 30 por ciento, y a cuatro semanas del cierre ya estoy en un 65 por ciento; a dos años de que abrí mi negocio esto no es bueno”, mencionó la propietaria de un negocio de mariscos.

Los establecimientos que registran menos ventas son del giro restaurantero, comunicaciones, cinemas, negocios de mariscos, tiendas de autoservicio y cafés con servicio de internet.

Los comerciantes del “mercado negro” de mariscos estiman que el despacho de productos de mar por lo menos bajo un 90 por ciento, lo que hace insostenibles los gastos de los negocios.

Como parte de las acciones que llevan a cabo los comerciantes, se  imprimieron 30 mil trípticos con el título “En el bulevar te esperamos con los brazos abiertos” con los nombres de algunos negocios, así como las ubicaciones a través de un mapa de la zona.

El subsecretario del ayuntamiento, Pablo Alejo López Núñez; el delegado de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Sidue) de Ensenada, César Cuevas Ceseña, y el delegado de Desarrollo Económico, Jesús del Palacio Lafontaine,  pidieron organización, pero sobre todo comprensión.

Cuevas Ceseña dijo que lo importantes es que las obras de construcción no se detengan, de lo contrario, es imposible que la compañía desarrolladora concluya el proyecto en julio como está contemplado.