espectáculos | 31 de Diciembre de 2018

Peter Murphy ha realizado una exitosa carrera como solista, en la que ha grabado 10 discos, de los cuales Lion es el más reciente. Se considera un cantante muy especial. Lo único que sé hacer es música... mi triunfo real es haber tenido a mis hijos, afirmó en una ocasión. Sobre estas líneas, en una imagen captada en febrero de 2000, en Ciudad de México. Foto José Carlo González

Por

Por 

Ana Mónica Rodríguez

Ciudad de México, 31 de diciembre.- Con la vibrante atemporalidad musical de Bauhaus, el vampiro y artífice del rock gótico Peter Murphy tomará las almas negras y de devotos de la noche en un concierto que ofrecerá con el bajista David J en el teatro Metropólitan, el 11 de enero.

El recinto del Centro será el lúgubre e íntimo escenario para una de las presentaciones que realizará el legendario cantante y compositor, quien realiza una gira por el 40 aniversario de Bauhaus, donde interpretará junto con su compañero todos los temas del disco In the Flat Field, además de un extenso encore de los clásicos de la agrupación surgida en 1978.

Esta vez Murphy tocará junto a David J en lo que se espera sea un espectáculo histórico en el Metropólitan. Un día después, estarán en el escenario del teatro Diana en Guadalajara, a menos de un año de la participación del vampiro en el Festival Roxy en esa ciudad.

Peter Murphy es considerado el padrino del rock gótico dark. Ha sobresalido como solista, parte de su carrera en la que ha grabado 10 discos. Lion es el más reciente. La mítica Bauhaus es una agrupación formada en 1978 por Murphy, Daniel Ash, Kevin Haskins y David J, la cual a principios de los años 80 se volvió una de las bandas más importantes del post-punk.

Ícono de la cultura gótica

Bauhaus impactó a sus seguidores con las temáticas metafísicas y melancólicas que abordan en sus canciones, así como con sus experimentos sonoros, arte y presencia escénica, que la convirtieron en ícono de la cultura gótica.

Tras cuatro discos de estudio la banda se separó por primera vez en 1988, por lo que Peter Murphy comenzó una carrera solista muy exitosa y luego formó la influyente agrupación Love and Rockets.

A Bauhaus también se les reconoce como precursora del post-punk y gothic rock junto con The Cure, ya que ambos lanzaron en la misma semana de agosto de 1979 sus clásicos Bela Lugosi’s Dead y A Forest.

Hace unos días Murphy fue expulsado del concierto que ofrecía en Estocolmo, como parte de la gira, por lanzar botellas al público y haber herido a un fan, informó el periódico sueco Dagens Nyheter.

Murphy se ha presentado en varias ocasiones en Ciudad de México: en el Circo Volador, el Salón José Cuervo (ex Salón 21), en el Palacio de los Deportes y el Museo Anahuacalli, sin olvidar el extraordinario concierto que ofreció en 1998 en el ex cine Ópera junto con Daniel Ash, David Jay y Kevin Haskins.

En 2008, en entrevista con La Jornada, Murphy, de voz cavernosa y figura misteriosa, expresó que no era un músico obsesionado con seguir un camino, sino sólo un cantante muy especial. En 2013, durante una conferencia de prensa en el Museo Frida Kahlo, señaló: no crean en héroes, todos somos humanos. Lo único que sé hacer es música... Mi éxito real es haber tenido a mis hijos.

En 2009, Murphy respondió a este diario: no me veo en la cima, me sorprende mucho cuando la gente lo dice. Me halaga, aunque siempre he creído que más bien formo parte de lo subterráneo; además, ése es el contexto que más amo. Diría que en los tiempos de Bauhaus nunca fui realmente famoso. Creo que la gente tiende a respetar a los solistas, pero nunca me he sentido en la cima.

En realidad, precisó, “los seguidores son muy amorosos, pero creo que no es algo exclusivo; considero que todas las bandas logran ese acercamiento con los fans más acérrimos. De cierta manera todos los auditorios son iguales en el sentido que te hacen suyo. Los míos son muy leales”.