méxico | 31 de Octubre de 2018

“Hemos recibido señales de que los contratistas están en la mejor disposición de sentarse con nosotros; desde hoy empezaré a establecer contacto para tener reuniones con ellos e ir organizando todo lo conducente a la decisión que se ha tomado, dijo Javier Jiménez Espriú. Foto Cuartoscuro / archivo La Jornada

Por

Por 

Alma Muñoz y Néstor Jiménez / La Jornada

Ciudad de México, 31 de octubre.- El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, designó ayer a Sergio Rubén Samaniego, amigo personal de José María Riobóo como responsable del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en la Base Aérea de Santa Lucía.

Así lo informó Javier Jiménez Espriú, próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, quien pidió a los pobladores de la zona no alarmarse con la construcción.

“Estamos hablando de que vamos a construir un aeropuerto en el sitio donde hay un aeropuerto. Simplemente vamos a modificar las condiciones para que sea un aeropuerto civil”, indicó. Señaló que él hablará con los habitantes para atender todas sus inquietudes.

Al salir de una reunión con López Obrador, en la que estuvieron presentes los integrantes de la comisión que se encargará de restaurar la confianza de los inversionistas -además de Jiménez Espriú, Alfonso Romo, futuro jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, y Carlos Urzúa, próximo secretario de Hacienda-, reiteró que el gobierno de Obrador honrará todos los compromisos con base en las leyes y respeto absoluto.

“Hemos recibido señales de que los contratistas están en la mejor disposición de sentarse con nosotros; desde hoy empezaré a establecer contacto para tener reuniones con ellos e ir organizando todo lo conducente a la decisión que se ha tomado.

-¿Con qué argumento o cláusula se cancelarán los contrataos en Texcoco para iniciar las obras (en Santa Lucía) - se le preguntó.

-Con el argumento de que hemos tomado la decisión de continuar esa obra en Santa Lucía por considerarla (en Texcoco) excesiva y en un lugar inconveniente y que ha tenido impactos muy importantes de diferente índole. Por interés nacional -respondió.

Manifestó que los estudios para la Base Aérea ya están iniciados pero “los continuaremos cuando iniciemos formalmente (el gobierno). Por ejemplo el diseño del espacio aéreo”.

A la reunión asistieron también Riobóo, Gerardo Ferrando, próximo director Grupo Aeroportuario Mexicano que incluirá a Santa Lucía, y Sergio Samaniego.