méxico | 31 de Marzo de 2015

En pie de lucha siguen los jornaleros agrícolas del Valle de San Quintín. Foto Eneida Sánchez Zambrano

Por

Por 

Eneida Sánchez Zambrano

Mexicali, 31 de marzo.- Al grito "del pueblo quiere solución", "San Quintín" y  "sí se puede", los jornaleros agrícolas saludaron a funcionarios y burócratas del Centro de Gobierno en Mexicali.

Los integrantes de la caravana de trabajadores del campo que viajaron desde San Quintín a la capital del estado se colocaron frente al edificio del Poder Ejecutivo para exigir justicia y apoyo a sus demandas.

"Que el gobernador atienda a su pueblo, que no rete al pueblo, que atienda las peticiones del pueblo ", exigió Bonifacio Martínez, uno de los voceros de la Alianza Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social que coordina la marcha para reclamar mejores sueldos y respeto a los derechos humanos y laborales de miles de jornaleros en el sur de Ensenada.

Esta mañana el líder de la organización, Fidel Sánchez Gabriel, leyó el respaldo al movimiento de la sección 2 del Sindicato de Maestros Jubilados y también dio lectora a una carta que envió en respaldo  Arturo Rodríguez,  líder de la organización campesina  de Estados Unidos "César Chávez".

"Nosotros no tenemos estudios pero tenemos inteligencia para exigir nuestros derechos", reclamó Dulce, una jornalera mixteca que participa en la caravana.

Los discursos y reclamos al titular del Ejecutivo, Francisco Vega de Lamadrid, también se dieron en triqui y mixteco, "porque en español no entiende".

El 17 de marzo los jornaleros agrícolas en protesta por las condiciones de trabajo que califican de deplorables y el abuso a sus derechos humanos iniciaron un paro laboral, tras una serie de reuniones en la mesa de diálogo para analizar sus peticiones, el viernes pasado las negociaciones quedaron en suspenso ante la propuesta de los empresarios agrícolas de otorgarles 15 por ciento de aumento a los salarios de 120 pesos, contra la demanda de un sueldo base de 200 pesos por parte de los jornaleros, lo que motivó la movilización.

A dos semanas de la manifestación, algunos de ellos regresaron a laborar bajo protesta y una comitiva de 500 inició una caravana por los cinco municipios del estado, que culminó en un plantón en el Centro de Gobierno de Mexicali.

Los jornaleros pasaron la noche a la intemperie improvisando camas con cartones y cubriendo el frío con sus chamarras y cobijas.

"Así nos han tenido desde hace mucho tiempo... hemos aguantado peores cosas, que no aguantamos esto", comentó Fidel Sánchez.

La caravana de jornaleros agrícolas como parte de sus acciones, se desplazarán está mañana a la garita vieja de Mexicali.