mundo | 31 de Marzo de 2015

Los jornaleros de la empresa BerryMex, entre las mas rigidas en tema de aumentos salariales y condiciones de trabajo, cumplen su tarea diaria de pizcar las fresas, en los campos de cultivo que se pierden hasta casi el horizonte en el valle de San Quintín Foto Roberto Armocida

Por

Por 

Armando José Mercado

San Diego, 31 de marzo.- Organizaciones laborales y comunitarias de California declararon este martes que están listos para promover un boicot si lo determina la Alianza Nacional, Estatal y Municipal por Justicia Social, que representa a unos 80 mil jornaleros, y anunciaron una caravana en solidaridad con San Quintín que viajará de Los Ángeles al sur de Ensenada la última semana de abril.

"Lo más importante es que recibimos un creciente apoyo de sindicatos y organizaciones laborales y comunitarias estadunidenses, y que estamos listos, si así lo decide la Alianza, para promover un boicot", dijo el coordinador Gaspar Rivera a La Jornada Baja California.

Las organizaciones reunirán ayuda para los jornaleros y viajarán a San Quintín en el fin de semana del 25 y 26 de abril, y planean llegar a la comunidad en el Día del Niño, el 30 de abril.

En la caravana participarán delegaciones de Fresno, Santa María, el sur de San José, de Los Ángeles, San Diego y Tijuana.

Por otra parte, la coalición de organizaciones en solidaridad con el movimiento de los jornaleros divulga en Estados Unidos informaciones más apegadas a la realidad que algunas que se han publicado en México, especialmente en Baja California.

"A unos medios les han dicho que los jornaleros ya regresaron a trabajar, que aceptaron el aumento del 15 por ciento, que las empresas que trabajan para Driscoll's ya ofrecieron 40 por ciento de aumento, que hay intereses de partidos... Pero todas esas son versiones que no se han confirmado de manera independiente y son de parte, por ejemplo, del abogado de los agricultores", dijo Rivera.

Aclaró que los jornaleros no han regresado a trabajar, y por eso van a organizar ayuda para hacerles llegar; que una parte representativa de la Alianza se encuentra en Mexicali para presionar políticamente; y que mantiene la demanda de que les paguen 200 pesos por día de trabajo y 20 pesos por caja de fresas que cosechen.

Explicó que, además de la AFL-CIO y el sindicato campesino UFW, otras organizaciones laborales se han sumado a la solidaridad con los jornaleros y próximamente el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) dará a conocer un listado y opciones en las que puede apoyar el público en general.