mundo | 31 de Enero de 2019

Eusebio Urrea Sánchez, de Honduras, esperó menos de un día para regresar a Tijuana luego de que fue recibido por Estados Unidos, donde solicitó refugio. Foto Alberto Elenes

Por

Por 

La Jornada Baja California

Tijuana, 31 de enero.- Apenas un día bastó para que Eusebio Urrea Sánchez fuera recibido y regresado a esta frontera por autoridades de Estados Unidos, mientras procesa su solicitud de asilo en su país.

Este jueves fue el tercer día consecutivo en que autoridades migratorias mexicanas recibieron a personas que tienen un proceso vigente, como parte del programa de retorno para solicitantes de asilo contemplado en la sección 235b2 de la ley estadunidense, del que según la Secretaría de Gobernación, México es parte por cuestiones humanitarias y no porque aceptara ser "tercer país seguro".

Urrea Sánchez es un joven hondureño que tiene claro qué hará mientras regresa a Estados Unidos el 20 de marzo próximo porque ya estuvo trabajando mientras permaneció en Tijuana: regresará con un hombre que lo empleó en las inmediaciones de El Barretal donde permaneció albergado antes de cruzar la frontera.

Afirma que aunque no esperaba que lo regresaran a México al día siguiente de que hizo la solicitud de asilo, prefiere quedarse aquí que volver a su país.

Responsabilidad del gobierno federal

Sobre la recepción de migrantes a Tijuana, el alcalde local panista, Juan Manuel Gastélum Buenrostro, afirmó que el gobierno federal deberá responsabilizarse de su atención y el Ayuntamiento podrá informarles sobre las bolsas de trabajo para que sean autosuficientes durante su estancia en esta frontera.

"Que me disculpe el que me quiera disculpar... primero es Tijuana, antes es Tijuana y siempre va a ser Tijuana y esa es mi obligación", dijo al afirmar que sus palabras no reflejan una posición personal, sino "una exigencia de la ciudadanía".

Gastélum Buenrostro también se refirió a la caravana de migrantes centroamericanos que se encuentra en México y se dirige a la frontera; afirmó que en el caso de quienes lleguen a esta ciudad no será lo mismo con el primer contingente porque vendrán con visa humanitaria y la documentación necesaria para trabajar y tendrán que comer frijoles y paella.

Dijo que según el director de Protección Civil Nacional, David León, en México hay "cortinas de oportunidades" para que los centroamericanos tengan alternativas de empleo, pero si deciden viajar hasta Tijuana "les voy a decir así para que la Comisión de Derechos Humanos no me esté molestando ni esté molestando a los tijuanenses: van a llegar con sus visas de trabajo y no se justifica que lleguen a un Barretal o a un lugar de asistencia".

Advirtió que el municipio no tiene recursos para atender a los migrantes, quienes deberán ser respetuosos de las leyes pues habrá "cero tolerancia" y no podrán consumir mariguana o bebidas alcohólicas en la vía pública y tampoco hacer sus necesidades fisiológicas en la calle.Juan Manuel Gastélum Buenrostro figuró a nivel internacional a finales del año pasado cuando afirmó que no todos los que llegaron en la caravana a esta frontera eran migrantes y entre ellos había algunos "mariguanos y malvivientes" por lo que eran indeseables, lo que generó una ola de reacciones por parte de defensores de derechos humanos, incluso una recomendación de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Baja California.

Sondeo

Consideras que los términos del acuerdo México-EU para evitar aranceles: