Baja California | 30 de Noviembre de 2015

El gobierno del estado tiene una deuda de mil 300 millones de pesos con maestros del sistema estatal a quienes les está negando el pago de sus finiquitos y sus pensiones de jubilación, a pesar de que los trabajadores de la educación pagaron sus cuotas al Issstecali, de mil 954 pesos quincenales, durante más de 30 años, para el fondo de retiro. Este diciembre 2 mil 800 solicitarán su jubilación y ya están reclamando su derecho a una pensión digna. Foto Edgar Lima

Por

Por 

Antonio Heras y Jorge Heras

Mexicali.- El gobierno de Baja California tiene un adeudo de más de mil 300 millones de pesos con los trabajadores de la educación que están en proceso de jubilación después de 30 o más años en servicio.

Durante esos años han cotizado al Issstecali, quincena tras quincena, para el Fondo de Pensiones y Jubilaciones, a través de la clave B4, según sus recibos personales de pago.

Este mes de diciembre solicitarán su jubilación 2 mil 800 integrantes del magisterio estatal. “Es un derecho del trabajador y una obligación del gobierno, no se trata de una prestación ni está sujeto a negociación”, señaló la secretaria general de la sección 37 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), María Luisa Gutiérrez Santoyo.

“Hoy por hoy, el problema es del gobierno del estado. Entendemos que el Instituto es el que jubila, pero se llevó a cabo una reforma y los maestros confiamos que al aceptarla, de una forma u otra se resolvería este rezago histórico”, dijo la dirigente magisterial.

(Más información, en la versión impresa)