Baja California | 30 de Junio de 2018

La corporación suspendió vacaciones y descansos en sus filas. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 30 de junio.- Todos los agentes de la policía municipal estarán trabajando el domingo primero de julio para garantizar la seguridad durante la jornada electoral, aseguró el jefe de los uniformados, Alonso Ulises Méndez Manuell-Gómez.

El titular de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) explicó que la intención es que los ciudadanos acudan a votar con orden, tranquilidad, paz y confianza de que la seguridad está garantizada.

Mediante los rondines de vigilancia los agentes municipales son espectadores e inhibidores de posibles acciones delictivas en perjuicio de los centros de votación, detalló el director de la policía.

Dijo que el día de la elección estarán atentos al llamado de los funcionarios del Instituto Nacional Electoral (INE) y de los ciudadanos que fungen como funcionarios de casilla, que son la máxima autoridad en el proceso electoral.

Ante una denuncia ciudadana por probables delitos electorales, los policías municipales pueden acudir y actuar si existe la flagrancia, expuso Méndez Manuell-Gómez.

“No hay que olvidar que el día ya de la elección, el primero de julio y con lo que nos ha dicho la historia, pues normalmente la intensidad, la pasión de los propios partidos políticos, pues se denuncian unos con otros y se dan cierto tipo de situaciones para enrarecer el proceso electoral”, refirió el jefe policiaco.

En estos casos es necesario que los policías seamos muy cuidadosos y responsables para actuar de la manera más objetiva y profesional posible, sentenció el funcionario municipal.

Agregó que en la vigilancia de la elección están coordinador con la policía ministerial y la estatal preventiva, con un operativo bien planeado y diseñado.

Aclaró que los policías no estarán cerca de las casillas a menos que haya una petición del presidente de la misma.    

En la jornada electoral se suspenden vacaciones, días de descanso o permisos para contar con el cien por ciento del estado de fuerza que son cerca de 2 mil agentes, abundó el director.