Baja California | 30 de Abril de 2015

Luis Guillermo, de dos años, muestra su brazo con picaduras de pulga, otra de las plagas en la zona
Luis Guillermo, de dos años, muestra su brazo con picaduras de pulga, otra de las plagas en la zona Foto Edgar Lima

Por

Por 

Lorena Lamas

Ensenada, 30 de abril.- Los habitantes de la invasión Villas de Reyes, ubicada en una cañada de El Sauzal, tienen un serio problema con la presencia de garrapatas y pulgas tanto en animales, como en paredes y pisos de tierra de sus viviendas construidas con madera, lámina y plásticos.

Debido a la condición de asentamiento irregular, los servicios públicos como drenaje, agua y energía eléctrica no llegan hasta el área habitacional, lo que complica que los residentes tengan control de higiene para evitar la presencia y propagación de garrapatas.

En un recorrido hecho por La Jornada Baja California, se detectaron grupos de niños jugando con perros cubiertos en partes visibles, por garrapatas; paredes y pisos por donde se pueden ver caminando esta plaga. 

Uno de los  vecinos comentó que con regularidad vacunan a los animales, pero al paso de los días los parásitos regresan.

Los moradores piden el apoyo de las autoridades para evitar un contagio, pues consideran que el problema ya los rebasó y conforme se acerque la temporada de verano la población de estos organismos crecerá poniendo en riesgo la vida de los habitantes.

Luis, un pequeño de dos años, mostró sus brazos donde tiene varias picaduras de pulga.

La tarde del martes pasado, el Sector Salud confirmó el primer caso de rickettsia en el poblado de Santa Rosa, en La Misión, donde habitan alrededor de 50 familias en condiciones insalubres, rodeadas de animales de granja, así como perros y gatos, que son los principales portadores de la enfermedad, a través del vector.

Fue un menor de seis años de edad quien resultó positivo en el diagnóstico de rickettsiosis, en Ensenada, el cul encuentra en estado grave de salud en el Hospital General, informó Héctor Adrián Trejo Dozal, jefe de la Jurisdicción de Servicios de Salud.

El pasado 21 de abril, el niño ingresó al hospital con un problema severo de fiebre, pero además tenía garrapatas en diferentes partes del cuerpo, aseguró el médico.

“La condición del menor es grave, el pronóstico es incierto hasta este momento; no hay evidencia de un pronóstico favorable”, reiteró.

Como parte de la campaña para erradicar los parásitos, Trejo Dozal informó que se coordinarán con el Ayuntamiento de Ensenada para comenzar a recoger a todo perro callejero que represente un peligro para la comunidad, pues como Villa de Reyes, hay otros asentamientos en las misma situación de vulnerabilidad.

En 2014 se registraron 28 defunciones por rickettsiosis en Mexicali, y en lo que va de 2015 van nueve muertos, por lo que el funcionario advirtió que se trata de un problema de salud pública delicado y es momento de “cerrar” filas entre gobierno y comunidad.