Baja California | 30 de Marzo de 2015

Fidel Sánchez anuncia a sus compañeros la propuesta de diálogo que ofreció la Delegación de la Secretaría de Gobernación a través de sus subdelegados, José Ignacio Monge Rangel y Carlos Patiño Torres.
Fidel Sánchez anuncia a sus compañeros la propuesta de diálogo que ofreció la Delegación de la Secretaría de Gobernación a través de sus subdelegados, José Ignacio Monge Rangel y Carlos Patiño Torres. Foto Eneida Sánchez Zambrano

Por

Por 

Eneida Sánchez Zambrano

Mexicali, 30 de marzo.- Sin avances concluyó la reunión de jornaleros agrícolas de San Quintín con representantes de la Secretaría de Gobernación (Segob), durante las primeras horas del plantón que los trabajadores del campo instalaron frente al Centro Cívico de Mexicali. 

Al cumplirse casi dos semanas de paro de labores, integrantes de la Alianza Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social reiteraron la demanda de contar con la presencia representantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la intervención del titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, al considerar que las autoridades locales y empresarios están rebasados para resolver sus demandas de mejores condiciones laborales.

Cerca de las 19:00 arribaron al plantón de los jornaleros el subdelegado en coordinación con entidades federativas de la Delegación de la Segob José Ignacio Monge Rangel, el subdelegado con estados y municipios Carlos Patiño Torres, y el jefe de Evaluación y Aplicación de Políticas Públicas Juan Francisco Díaz Estrada. 

"La instrucción de nuestro delegado, José Luis Hernández Ibarra, es acercarnos con ustedes, que se integre una comisión con sus líderes y sentarnos a dialogar para establecer una agenda de trabajo, para trasmitirla en cuanto terminemos; aquí no hay plazo", destacó Monge Rangel al dirigirse a los jornaleros.

La reunión duró 45 minutos sin ningún avance puntual y será hasta mañana que tenga respuesta a sus demandas, refirió el líder de la Alianza Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social Fidel Sánchez.

"Vimos que quieren dar la misma respuesta que (Francisco) Kiko Vega (gobernador de Baja California); queremos que respeten al pueblo y no lo reten de igual manera... fue lo mismo que le contestamos al personal de la Secretaría de Gobernación", refirió a La Jornada Baja California.

Sobre la presencia de la Organización Internacional del Trabajo en Baja California, Sánchez Gabriel dijo que es por lo que se vive en el Valle de San Quintín donde se violentan sus derechos como seres humanos y trabajadores.

"Rebasó todos los límites existentes en el país... si las empresas que existen en el Valle de San Quintín no han respetado nuestras leyes existentes, y que los gobiernos que tenemos lo único que han servido es para solaparlos, apoyarlos, prácticamente rebasaron todo y por eso buscamos las relaciones internacionales", destacó Fidel Sánchez.

Argumentó que existe el convenio 169 -relacionado con los derechos de los pueblos indígenas y tribales- que ninguna autoridad ha respetado.

"Consideramos que esto rebasó la normas existentes en nuestro país, por eso consideramos que la Organización Internacional del Trabajo tenga que estar aquí y tenga que ver la manera de darle una solución de fondo a este problema", insistió.

Advirtió que si logran la presencia de la OIT por intervención de autoridades federales buscarán apoyo de las organizaciones de jornaleros en Estados Unidos para que puedan llegar a la Casa de Blanca o la ONU solicitar la presencia de este organismo para el Valle de San Quintín.

El 17 de marzo jornaleros agrícolas del Valle de San Quintín se levantaron en huelga y tomaron la carretera Transpeninsular. Denunciaron abusos de las empresas agrícolas, condiciones de trabajo deplorables y sin seguridad social, además de abusos a los derechos humanos de más de 70 mil trabajadores, provenientes principalmente de Oaxaca y Guerrero.

A raíz de las movilizaciones se instaló una mesa de negociaciones para analizar las peticiones de los jornaleros. Los primeros días se acordó la afiliación de los trabajadores al Seguro Social; vacaciones y séptimo día de descanso, pero las pláticas por aumento salarial se estancaron. La Alianza demanda un sueldo base de 200 pesos y los empresarios agrícolas un incremento de 15 por ciento en el pago promedio de 120 pesos.

Desde el sábado pasado 500 jornaleros agrícolas emprendieron una caravana que ha recorrido Ensenada, Rosarito, Tijuana, Tecate y ahora Mexicali, para informar que las demandas de los trabajadores del campo de salario digno, respeto a los derechos humanos y cese a abusos aún no han sido resueltas del todo.

Al filo de las 16:00 horas llegaron al Centro Cívico de Mexicali donde negaron la versión del gobierno estatal de que en San Quintín la situación ya estaba resuelta, y establecieron un plantón permanente.

En tanto esta noche los jornaleros agrícolas pasarán la noche a la intemperie en el Centro de Gobierno. Hasta el momento la Cruz Roja ha atendido a 50 personas con problemas de deshidratación, dolores musculares, llagas en los pies, presión alta y problemas por diabetes. En el Centro de Gobierno aún no se habilitan baños públicos para los manifestantes.