deportes | 29 de Diciembre de 2017

Kika Chávez ganó en octubre el cetro Diamante, mientras Barby Juárez obtuvo el título Gallo en el Zócalo. Foto Jam Media y @maryjuarezcute / La Jornada

Por

Por 

Karla Torrijo, La Jornada

 

Ciudad de México, 29 de diciembre.- La boxeadora mexicana Yessica Kika Chávez cerró 2017 de forma inmejorable. A tres meses de haber ganado el cinturón diamante del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), esta semana fue nominada como una de las candidatas a mejor peleadora del año; no obstante, lamentó que el reconocimiento a las púgiles no se extienda al ámbito económico.

Siempre es muy gratificante que reconozcan la pasión, el sacrificio y todo el amor que pongo en cada pelea. Me da mucho emoción saber que estoy catalogada como una de las mejores boxeadoras del mundo pero, sobre todo, me alegra ver que le están dando el valor que merece al pugilismo femenil, señaló Kika en entrevista con La Jornada.

A solo unas horas de enterarse de su nominación, la originaria de Ecatepec, estado de México, reconoció que tiene “un cúmulo de emociones al ver que todo el trabajo de varios años está rindiendo frutos hoy en día.

“Tengo una felicidad inmensa porque sé que con esto cerré el año con broche de oro y eso es muy significativo para mí, pues creo que estoy pasando por la mejor etapa de mi carrera.

Por primera vez valoran mi trabajo
Por primera ocasión siento que le están dando valor a mi trabajo de años atrás, a todos mis sacrificios, mi dedicación, a todo lo que dejé por el amor a este deporte, y ahora estoy recibiendo las satisfacciones más hermosas que el boxeo me ha dado.

Asimismo, la campeona mundial de peso mosca aplaudió que finalmente se tome en cuenta y se reconozca la labor de las púgiles, pues consideró que están apuntando ya mucho más alto que los hombres.

Creo que actualmente hay un talento enorme entre las peleadoras, me da mucho gusto que ya seamos consideradas. No hay nada más motivador que tu trabajo sea valorado y que incluso te premien por hacer lo que más amas en la vida, sostuvo.

En medio de tanta alegría, Kika consideró que sólo existe un punto que opaca esta nominación histórica para las peleadoras: la todavía enorme desigualdad entre las bolsas que ganan las mujeres y los varones, a pesar de que éstas ya protagonizan grandes carteleras boxísticas.

La púgil, quien ostenta récord de 30 triunfos, cuatro por la vía del cloroformo, cuatro derrotas y tres empates, señaló que es lamentable que el reconocimiento al trabajo de las boxeadoras no se extienda al aspecto económico, pues indicó que los hombres ganan 10 veces más que nosotras, y casi siempre damos mejores espectáculos que ellos.

Precisó que mientras los varones obtienen bolsas aproximadas a los 500 mil dólares, las mujeres reciben máximo 250 mil pesos, y eso si nos va bien.

Confesó que después de ganar el título diamante expresó su frustración por la baja remuneración que nos dan a las mujeres, pues no corresponde con el trabajo que realizamos, hacemos exactamente lo mismo o más que los hombres y no es valorado de la misma manera.

Nosotras no peleamos por grandes riquezas, simplemente deseamos que reconozcan nuestro esfuerzo y nos paguen lo que éste vale, no es un tema de querer ganar millones, sólo de ob- tener lo que merecemos; ya no queremos sentir ese desprecio de la gente que paga el boxeo.

Indicó que esta situación es inaceptable toda vez que de los 19 campeones mundiales con los que actualmente cuenta México, 11 son mujeres.

Mayor equidad
Además de Kika, Anabel La Avispa Ortiz, Alondra García, Esmeralda Moreno, Kenia Enríquez, Silvia Torres, Monserrat Raya, Irma GüeritaSánchez, así como Lupita Martínez, Mariana Barby Juárez y Alejandra Jiménez son las peleadoras que buscan “mayor equidad en cuanto a la paga, no puede ser que garanticemos espectáculo en todas las funciones en las que nos presentamos y nos den sueldos tan bajos.

Siempre damos buenas peleas, incluso somos más aguerridas que los varones; es increíble que sigamos ganando bolsas tan raquíticas, espero que eso cambie próximamente

La obtención del título diamante, máximo cetro que otorga el CMB y que solo una mexicana había conseguido antes, Ana María La Guerrera Torres, el cual conquistó Kika al vencer por decisión unánime a Esmeralda La Joya Moreno en la final del torneo de peso mosca, así como los contundentes triunfos ante la japonesa Naoko Fujioka y Ana Arrazola, contribuyeron a que la púgil de 29 años fuera considerada por la Asociación de Periodistas de Boxeo de los Estados Unidos (BWAA, por sus siglas en inglés) para integrar la terna.

Barby Juárez, campeona mundial gallo del CMB, es otra de las candidatas al Premio Christy Martin a Peleadora del Año. Ambas monarcas del orbe conten- derán por el galardón que se entregará por primera vez en la historia frente a grandes estrellas del pugilismo femenil, como la noruega Cecilia Braekhus, la japonesa Naoko Fujioka, la boricua Amanda Serrano, la estadunidense Claressa Shields y la irlandesa Katie Taylor.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?