mundo | 29 de Noviembre de 2018

Las lluvias de las últimas horas dejaron encharcada la Unidad Deportiva Benito Juárez, donde todavía hay más de 5 mil personas refugiadas y que serían trasladadas durante las próximas horas. Foto Margarito Martínez

Por

Por 

La Jornada Baja California

Tijuana, 29 de noviembre.- Tras las horas de lluvias (que abarcaron parte de la noche del miércoles y la mañana y tarde de este jueves) que dejaron anegado el piso de la Unidad Deportiva Benito Juárez, cerca de 200 centroamericanos que se encontraban albergados en ese recinto aceptaron ser reubicados en los terrenos del Barretal (un centro de espectáculos que debe su nombre al fallecido diputado local y líder transportista Gregorio Barreto Luna), ubicados en la zona este de la ciudad.

El lugar, con capacidad para unas 8 mil personas, fue habilitado como alternativa luego de que el primero fue rebasado por la cantidad de migrantes que llegaron a esta frontera con la idea de solicitar asilo en Estados Unidos, mientras el Ayuntamiento local, encabezado por el alcalde panista Juan Manuel Gastélum Buenrostro, demandó al gobierno federal que se haga cargo de la situación.

Los centroamericanos fueron trasladados en camiones hasta el Barretal, que según el presidente del Consejo Estatal de Atención al Migrante, Rodolfo Olimpo Hernández Bojórquez, está en mejores condiciones que la Unidad Deportiva donde la mayoría de los albergados tuvieron que improvisar sus refugios en tiendas de campaña, carpas y hasta techos de sábanas y telas, y tenían que usar baños portátiles y regaderas a la intemperie.

El nuevo espacio será atendido por personas especializadas contratadas para esa tarea, y coordinado por autoridades de los tres niveles de gobierno, a diferencia del Benito Juárez -de una superficie de 14 mil 975.67 metros cuadrados- que era operado por servidores públicos del Ayuntamiento, con apoyo de personal del estado, según Hernández Bojórquez, quien afirmó que la mayor parte del Barretal está bajo techo.

Afirmó que la intención es que durante la noche de este jueves y madrugada del viernes se reubique a la totalidad de los centroamericanos que se encuentran en el refugio temporal Benito Juárez, que según datos del Ayuntamiento, la noche del martes 27 eran 6 mil 62, de quienes 3 mil 877 son hombres, 3 mil 877 mujeres, 542 niños y 516 niñas.

Sobre el traslado, el delegado del Instituto Nacional de Migración (INM), Edgar Antonio González Rubio Núñez, detalló que en el albergue habilitado los centroamericanos contarán con colchonetas nuevas y equipamiento para operar en "condiciones más holgadas", en una coordinación de las autoridades municipales, estatales y federales.

Dijo que el traslado -que se llevó a cabo en cinco camiones por personal del INM y la Policía Federal con apoyo de municipales- es voluntario y descartó que vaya a ser aprovechado para deportar a los migrantes que llegaron a esta frontera desde principios de mes. (con información de Antonio Maya)

Sondeo

¿Qué opinas de que el próximo gobierno de BC sea de 5 y no de 2 años?