méxico | 29 de Mayo de 2019

Imagen de septiembre de 2013, cuando el entonces director general de Pemex, Emilio Lozoya, y el empresario Alonso Ancira, propietario de Altos Hornos de México y también presidente de la Canacero, firmaron un convenio de colaboración para la compra de productos destinados a la petrolera mexicana. Foto Cuartoscuro / archivo La Jornada

Por

Por 

Redacción
Ciudad de México, 29 de mayo. El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto Castillo, al señalar que ante la Fiscalía General de la República (FGR) hay al menos tres denuncias vinculadas a la compra-venta a sobreprecio de 500 millones de dólares de la petroquímica Agro Nitrogenados, una empresa obsoleta y en desuso que compró Pemex, indicó que ahora se requiere que los jueces no duden en imponer sanciones.
 
Por su parte, la Fiscalía confirmó la detención en Mallorca de Alonso Ancira, dueño de la empresa Altos Hornos de México y el cateo por parte de elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM) de la casa de Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos. 
 
El funcionario afirmó que las órdenes de aprehensión contra Alonso Ancira, presidente del consejo de administración de Altos Hornos México (AHMSA), y Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), reflejan el compromiso del gobierno federal de combatir la corrupción y la impunidad. Ahora falta que el Poder Judicial tenga clara la relevancia del tema, asentó.
 
Por la noche de este martes, la PFM cateó el inmueble de la calle Ladera #20 en el Fraccionamiento Residencial Lomas de Bezares, en la Ciudad de México, propiedad del ex director de Petróleos Mexicanos, por la orden de aprehensión girada en su contra por actos de corrupción vinculados con la compra a sobre precio de una planta de nitrogenados.
 
El abogado Javier Coello Trejo confirmó que la dirigencia del cateo concluyó sin que “encontraran nada” los agentes federales y que la la propiedad  pertenece a Emilio Lozoya Thalmann, padre de Emilio Lozoya Austin.
 
La propiedad habría sido adquirida por Lozoya en diciembre del 2012 con parte de los recursos que el ex director de Pemex habría recibido como soborno por parte de la empresa brasileña Odebrecht para ser beneficiaria de contratos en Pemex.
 
Asimismo, la fiscalía indicó que en el caso de Ancira, desde el 5 de marzo recibió una denuncia por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex). De acuerdo con la dependencia, la denuncia se presentó por causar un grave daño patrimonial a Pemex, por lo que un juez de distrito libró la orden de aprehensión que se cumplimentó por la Policía Española en la isla de Mallorca.  
 
El lunes Nieto Castillo confirmó el bloqueo a varias cuentas bancarias, derivado de la corrupción en Pemex cuando Emilio Lozoya Austin estuvo al frente de la petrolera en el sexenio pasado. Además de asegurar las cuentas del priísta, bloquearon las de su esposa, María Helene Ecke; de su hermana, Gilda Susana Lozoya Austin, y de su secretario particular, Rodrigo Arteaga Santoyo. Con el mismo oficio se congelaron las finanzas de AHMSA y del director general, Alonso Ancira, quien fue detenido en España.
 
Nieto explicó que desde la UIF se presentaron tres denuncias ante la Fiscalía General de República. La primera en diciembre y dos en mayo. Aclaró que en atención a las investigaciones no se puede detallar quiénes están implicados.
 
La semana pasada, cuando la Secretaría de la Función Pública inhabilitó a Lozoya como funcionario público hasta por 10 años, dado que había inconsistencias en su declaración patrimonial, Nieto aseguró que se llegaría al fondo en todas las investigaciones que comprometan el caso Odebrecht.
(Con información de Dora Villanueva, Gustavo Castillo y Dennis A. García / La Jornada)