Baja California | 28 de Septiembre de 2017

La construcción de los prototipos se lleva a cabo al este de la Garita de Otay, algunos serán erigidos de concreto, en otros casos se habla hasta paneles solares Foto Alberto Elenes

Por

Por 

Alberto Elenes

Tijuana, 28 de septiembre.- El gobierno mexicano reiteró su rechazo de las intenciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de construir un muro fronterizo, tras haber iniciado esta semana en el Condado de San Diego, California, con la construcción de cuatro de ocho prototipos de la nueva barda divisoria de ambas naciones.

La cónsul general de México en San Diego, Marcela Celorio Mancera, externó que nuestro país siempre ha visto a Estados Unidos como un amigo, aliado, vecino y socios, “pero entre socios y amigos no se hacen este tipo de cuestiones”, respondió a los cuestionamientos de la prensa sobre la construcción de los prototipos.

La construcción de los prototipos se lleva a cabo al este de la Garita de Otay, algunos serán erigidos de concreto, en otros casos se habla hasta paneles solares, “entonces vamos a ver esos otros materiales en que consisten”, externó la representante mexicana.

Celorio Mancera dijo que, con base a la información con la que cuentan, no será construido un muro adicional a los ya existentes, sino que remplazarán a las láminas que actualmente dividen a Estados Unidos de México -y que originalmente habían sido utilizadas como pistas de aterrizaje de los aviones estadounidenses durante la Guerra del Golfo en Irak, en 1990.

Finalizó diciendo que la construcción de los prototipos se lleva a cabo en la frontera entre San Diego con Tijuana porque los estudios de impacto ambiental en la zona fueron aprobados y es justamente en esa zona donde se facilitaron las obras.