mundo | 28 de Abril de 2018

Cerca de 200 centroamericanos se refugiaron en el albergue Juventud 2000, donde duermen en casas de campaña y dependen de la ayuda de la población, mientras cruzan a Estados Unidos donde pedirán asilo. Foto Antonio Maya Escamilla

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 28 de abril.- En las últimas 24 horas, varios grupos de personas relacionadas con la caravana del migrante se introdujeron a Estados Unidos brincando la valla fronteriza o por cañones, aseguró el jefe de la Patrulla Fronteriza en San Diego, California, Rodney S. Scott, quien advirtió que en vista de que su ingreso fue ilegal, "serán remitidas para su procesamiento".

Se procesará lo mismo por ingresar sin documentos que a quienes ayuden, por falsos testimonios o incluso a aquellas personas que les apoyen, mencionó en un comunicado de prensa en el que refirió que los integrantes de la caravana que buscan asilo "u otros reclamos similares" deben pedirlo en el primer país seguro que crucen, "incluso México".

Sin precisar el número de personas que se han introducido a su país, dijo que hay niños, incluso de 4 años y una mujer embarazada, quienes fueron detectados en las inmediaciones de la garita de San Ysidro, en rutas que son utilizadas para el tráfico de personas y de drogas, por lo que señaló que "resulta inconcebible que alguien pudiera exponer a un niño a estas condiciones peligrosas".

Rodney S. Scott instó a las personas que participan en la caravana a que "piensen antes de actuar" y calificó como "un mal consejo" si alguien los ha animado a entrar ilegalmente a Estados Unidos, pues es un riesgo que implica arresto y procesamiento por la violación a las leyes estadunidenses. 

Por su parte, el director de Operaciones de Campo de la corporación, Pete Flores, mencionó según las leyes migratorias de su país se han aplicado medidas "para mantener las condiciones seguras y adecuadas dentro de las instalaciones portuarias", por lo que -sin mencionar que es por la presencia de centroamericanos que buscan asilo- se dividió el ingreso peatonal para personas con documentos y las que no tienen.

Durante la semana, cerca de 500 migrantes -la mayoría de Honduras, en segundo lugar de El Salvador, Guatemala y Nicaragua- llegaron a Baja California, menos de la mitad se quedó en Mexicali y el resto se instaló en Tijuana donde esperan el momento de pedir asilo a Estados Unidos.

Según sus testimonios, muchos salieron de sus países huyendo de la violencia y amenazas de parte de pandillas y en algunos casos por persecución política y muchos los migrantes se quedaron en Jalisco. 

La caravana de unas 2 mil 300 personas ingresó a territorio nacional el 25 de marzo pasado, mientras el presidente estadunidense, Donald Trump, instaba al gobierno mexicano a que detuviera el grupo, e incluso a principios de este mes celebró que la caravana se disipó en atención a su demanda.