Baja California | 28 de Marzo de 2019

El acuerdo de suspensión de aranceles para las exportaciones de tomate mexicano hacia el país vecino, que ha sido renovado durante más veinte años, está a revisión de nuevo. Foto Cuartoscuro / archivo La Jornada

Por

Por 

Susana González y agencias / La Jornada
Ciudad de México, 28 de marzo. A 43 días de que llegue a su fin un acuerdo con Estados Unidos que suspende el cobro de aranceles al tomate mexicano, autoridades federales y productores de Baja California, Sonora, Sinaloa, y otras regiones del país instaron a la Comisión de Comercio Internacional del vecino país (ITC, por sus siglas en inglés) a encontrar una solución a esta disputa.

La secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, informó vía Twitter que este miércoles conversó telefónicamente con Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, para analizar la relación entre ambos países y, entre otros temas, solicité su apoyo para buscar una solución al tema del tomate.

La agencia Notimex refirió que representantes de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida, la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa, el Consejo Agrícola de Baja California, el Sistema Producto Tomate Nacional y la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui-Mayo, mediante un comunicado, solicitaron a la ITC discutir el llamado acuerdo de suspensión antes de la aplicación del gravamen de 17.56 por ciento a las importaciones de tomate mexicano que entraría en vigor el 8 de mayo.

El acuerdo de suspensión de aranceles para las exportaciones de jitomate o tomate mexicano hacia Estados Unidos, que ha sido renovado durante más veinte años, está a revisión de nuevo a petición de la Bolsa de Tomates de Florida, con riesgo de quedar eliminado a partir de mayo si no hay entendimiento entre productores mexicanos y autoridades de ese país.

El jitomate es el tercer producto más importante en las exportaciones agroalimentarias de México, sólo superado por la cerveza y el aguacate. El año pasado las exportaciones de esta hortaliza ascendieron a 2 mil 261 millones de dólares, lo que representó un incremento de 13.3 por ciento respecto a 2017, indicó Juan Carlos Anaya, director del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).